Vista aerea de Alfés
Vista aerea de Alfés

ALFÉS



AJUNTAMENT D'ALFÉS


PLAÇA DE LA BASSA, 10   25161  ALFÉS


TEL.   973 136005


ajuntament@alfes.cat



Alfés

 

 

Población: 318 h

Extensión : 32 km2

Coordenadas UTM : 3015 x 45995 y

 

Situación y presentación

 

Se extiende por el sector SE de la comarca en un paisaje plenamente garriguense. Limita con los municipios de Aspa (E), Lleida (E y N), Albatàrrec ( NW), Montoliu de Lleida y Sunyer (W) y Alcanó (SW), y aún, por un punto al SW, con el de Sarroca de Lleida. Por el extremo SE limita con el Cogul, perteneciente a les Garrigues.

La plataforma que configura este término es accidentada por varios cerros, como el Tossal Gros (331 m), al S del pueblo de Alfés, o los que se levantan a ambos lados del río Set, entre los que se encuentra el cerro del Señor , en el límite NW con Sunyer. El río mencionado atraviesa el territorio por la parte central en dirección SE- NW, y otros cursos , como el valle del Sec o el barranco de lo Tabac de Vinfaro o valle de la Coma, siguen la misma dirección .

El pueblo y cabeza de municipio de Alfés es el único núcleo de población del municipio, que comprende también los antiguos términos despoblados de Vinfaro, la Manxa, el Valle de la Coma y Torrepicona.Traviesa el núcleo la carretera local L-700, que nada más salir del pueblo aprovecha el trazado de la C-12 para, una vez atravesada la AP-2, dirigirse a Albatàrrec y a Lleida (N -230). En dirección S, la misma carretera lleva al Soleràs, donde enlaza con la C-233 de Flix a les Borges Blanques. Desde el pueblo, varias pistas llevan a Sunyer y Aspa. Una pista a pie de la C-12 , justo antes de atravesar la AP-2 , en dirección al Aeródromo de Alfés, situado en el límite con el término de Lleida. Construido después de 1939, los socios del Real Aeroclub de Lleida llevan a cabo prácticas deportivas. La Timoneda de Alfés, que ocupa parcialmente los terrenos del aeródromo, está incluida en el PEIN y conserva casi intactas las características de una estepa árida continental.

 

La población y la economía

 

En el censo de 1365-70 esta población figura con 41 fuegos, disminuyó en 1378 (35 fuegos) y aumentó a mediados del siglo XVI (63 fuegos en 1553). Así , se puede considerar que tradicionalmente la población ha sido escasa. En el siglo XVIII y XIX aumentó progresivamente (551 h en 1860) y llegó a los 654 h en 1900. Posteriormente se estaciona (652 h en 1930). Durante las décadas de 1960 y 1970 hubo un descenso importante (496 h en 1960, 403 h en 1970 y 364 h en 1975), tendencia que se confirmó durante la de 1980 (355 h en 1981 y 337 h en 1991). El descenso se consolidó en los últimos años: 332 h en 2001 y 318 habitantes en 2005.

La tierra cultivada ocupa casi tres cuartas partes del total de la superficie municipal y prácticamente es toda de secano. El cultivo principal es la cebada, el cual ha ido aumentando en los últimos años del siglo XX. También son importantes el cultivo del olivo y el almendro. La cría de ganado complementa la agricultura; destaca la cría de aves de corral, el ganado porcino (se ha triplicado su número en diez años) y el vacuno. La Cooperativa Agrícola de Sant Salvador, que dispone de un gran almacén de grano, se dedica a la comercialización de los productos agrarios y proporciona productos fitosanitarios a sus asociados.

 

El pueblo de Alfés

 

El pueblo de Alfés se encuentra a 236 m de altitud, en una colina que domina la orilla izquierda del río Set. El casco antiguo, antes fortaleza, es llamado aún la Vileta y mantiene la configuración de “vila closa”; resta un portal adintelado al lado de la iglesia románica, abierto a los muros que cerraban el recinto fortificado. Desde el conjunto de la antigua villa-castillo se ve una amplia panorámica, con el Turó de la Seu de Lleida (ciudad que dista 12 km) al fondo. Quedan muros medievales en algunas casas de la Vileta, entre las que se destaca la llamada Casa de les Doctores, de piedra, con un notable balcón renacentista.

La iglesia parroquial de Sant Pere es un interesante edificio románico de tres naves, con ábside semicircular decorado con ménsulas bellamente esculpidas, de inspiración tolosana (transición del románico al gótico) y portal con arquivoltas en el muro lateral (el campanario, de torre cuadrada, es posterior). Parece que el altar mayor de madera (destruido en 1936), plateresco, procedía de la Seu Vella de Lleida, y estaba presidido por una bella imagen de Santa María. También había un retablo gótico de Sant Salvador, de la escuela leridana. El edificio fue destruido casi completamente durante la guerra civil de 1936-39 y permaneció en condiciones lamentables hasta su restauración , entre los años 1988 y 1992. Se conserva parte de una antigua cruz de término gótica. A mediados de la década de 1970, en el lugar que ocupaban las antiguas escuelas, se edificó el nuevo ayuntamiento.

La Fiesta Mayor de invierno se celebra el fin de semana más próximo al 20 de enero, en honor de Sant Sebastiá. La Fiesta Mayor de verano es el 6 de agosto, por Sant Salvador. Para la Fiesta Mayor de Sant Salvador es tradicional que la asociación de cazadores organice un concurso local de tiro al plato.

 

Otros lugares del término

 

Vinfaro y la ermita de San Salvador

El antiguo castillo de Vinfaro se levantaba (hay escasos restos) en una colina del sector septentrional del término, en la parte derecha del río Set, y su pie estaba junto a la casería de Vinfaro, de la que aún resta una masía. El lugar es mencionado ya en 1197 en una escritura que trata de la restitución de la mitad de los diezmos de Vinfaro hecha por el prepósito de Sant Joan de la Plaça de Lleida, cuando era propiedad de un tal Guido, posible repoblador del lugar. De la venta realizada en 1282 por Pere Giner del término de Vinfaro a Esteve Cardona se ha deducido que tanto el primer repoblador como su descendiente Pere Guiu (citado por Rocafort) se apellidaban realmente Giner. En esta venta del 1282 constan los nombres de las 20 familias que habitaban Vinfaro y los lugares de la Manxa y Torrepicona, que dependían. El castillo era propiedad en 1301 de Pere de Cardona, en 1369 de Pere Romeu Sacosta y su mujer, Constanza, que lo vendieron este año (con 19 fuegos) a su pariente Pere Romeu, ciudadano de Lleida; Joan Romeu adquirió del rey en 1401 la jurisdicción total (mero y mixto imperio) de Vinfaro, la Manxa y Torrepicona. El dominio pasó a Montagut y Valterra (valencianos), apellido que poseyó el lugar hasta el 1516, que pasó al caballero leridano Galceran de Remolins y, en 1518, a su hermano, el famoso cardenal Remolins (entonces Vinfaro era parroquia con un patronato de los Remolins). Cuando en 1628 el lugar pasó a Riquer, marqueses de Benavent y ciudadanos de Lleida, tenía sólo 2 fuegos y quedó deshabitado tras la guerra de Sucesión.

Al SE de Alfés, dominando la población desde su punto más alto, se levantó la ermita votiva de Sant Salvador con un portal adintelado. La ermita sufrió varios destrozos en 1991 a consecuencia de un fuerte vendaval; los propios vecinos organizaron la reconstrucción.

 

Los restos arqueológicos

 

En el municipio de Alfés, como en muchos otros de esta zona del Segrià, se han documentado yacimientos arqueológicos que van desde la prehistoria hasta la época de la dominación romana.

Un ejemplo del neolítico es el taller de sílex que se ha recuperado el antiguo término de Vinfaro, al que se llega a partir de una pista que se toma a la derecha de la carretera C-12. Al paleolítico medio pertenecen los yacimientos de la Peixera d’Alfés, el de Coma Madrona y el del camino d’Alfés a Castelldans; son todos talleres de sílex donde se han recuperado abundantes piezas de este material: fragmentos de desecho de talla, núcleos, y piezas trabajadas como rascadores, piezas denticuladas, puntas, etc. El yacimiento llamado de la Balma de la Peixera d’Alfés, perteneciente al paleolítico superior, está situado en una cueva al lado derecho del río Set, cerca del límite de los términos municipales d’Aspa y Alfés. Se trata de un pequeño abrigo excavado en la roca por la erosión; los materiales que se han recuperado se han encontrado en la superficie debido al agua de las lluvias que ha dejado al descubierto las piezas. Este yacimiento fue estudiado entre los años 1984 y 1986 por arqueólogos e investigadores catalanes y aragoneses; el Grupo de Investigaciones Arqueológicas La Femosa, d’Artesa, publicó un volumen que recoge sus experiencias y conclusiones.

Este mismo grupo, en 1972, descubrió en la orilla derecha del río Set a unos 30 m de los lindes que separan los términos d’ ‘Aspa y d’Alfés (a 2 km de la primera población ya 3 km de la segunda), una cueva de pequeñas dimensiones formada por roca arenosa con pinturas rupestres que se fecha en el mesolítico.

De la edad del bronce se ha documentado el yacimiento llamado lo Tabac de Vinfaro (lugar de vivienda con estructuras conservadas), y el del Tossal Gros debe situarse a caballo de la edad del bronce y el comienzo de la edad del hierro (lugar de vivienda con estructuras perecederas). Cerca de este último y al lado del camino d’Alfés a Alcanó, en los llamados yacimientos de la Bassa Roja y del Tossal Blanc, se han documentado los restos de una villa romana, a 1 km del río Set y a 3 del casco urbano.

 

la historia

 

 

El origen de la población es árabe, como denotan el nombre, la situación similar a otras fortalezas sarracenas y la abundante cerámica encontrada en las inmediaciones. Se ha supuesto que el castillo de Afesta que figura en el convenio que en 1120 hizo el valí Avifelel y el conde Ramón Berenguer III entre otras fortalezas árabes cedidas, podría corresponder a Alfés. Pero las primeras noticias seguras son posteriores a la conquista cristiana del sector (aparece como límite de Vinfaro en una escritura del 1197), e inicialmente fue del señorío del capítulo de la catedral de Lleida. La repoblación fue hecha a través de cartas de canónigos leridanos que pronto cedieron sus derechos de dominio a señores laicos. Así, en 1251 era señor Arnau de Sanaüja, señor de les Borges Blanques y constructor del palacio que se convertiría en la Paeria de Lleida, y el señorío continuó en esta familia hasta la muerte (1342) de Pere de Sanaüja, último señor de les Borges. Entre sus albaceas había Agnès de Carcasona, mujer de Juan Borriac alias Sescomes (pariente del difunto obispo Arnau Sescomes), y este recibió los sitios de Alcanó y Alfés (era ya señor de Zaidín). Del año 1365 al 1370 figura bajo el dominio de Borriac y, a la muerte de los esposos Borriac, volvió al capítulo de Lleida (el archivo capitular conserva muchos registros sobre el pueblo). Tenía mucha fama la cantera de Alfés y en 1472 el mismo capítulo autorizó a sacar piedra para restaurar la iglesia de Sant Llorenç (muy castigada en el sitio del 1464). La señoría continuó siendo del capítulo de Lleida hasta 1836 (formó parte de la veguería y del corregimiento de Lérida) y en 1835 le fueron incorporados los términos de Vinfaro, la Manxa y Torrepicona.