Vista aerea de Aspa
Vista aerea de Aspa

ASPA



AYUNTAMIENTO DE ASPA


PLAÇA DE LA VILA, 7   25151  ASPA


TEL.  973 122113


ajuntament@aspa.cat



Aspa

 

Población: 251 h

Extensión : 10 km2

Coordenadas UTM : 3058 x 45966 y

 

Situación y presentación

 

Limita con los términos segrianencs de Artesa de Lleida y Lleida (N) y de Alfés (W) , y con los garriguenses del Cogul (S) y Castelldans (E). Se encuentra en el extremo de levante de la comarca, en contacto con las Garrigues, en el valle del río Set, que atraviesa el territorio en dirección SE- NW, y en un paisaje ya propio de la plataforma garriguense. En el sector más septentrional del municipio se juntan las aguas de la coma o valle de Madrona con las del río Set; mientras que las del arroyo del Valle de Melons lo hacen cerca del mismo pueblo de Aspa. Las principales partidas del término son: al N, la Devesa, el Sòl de l’Horta, los Bassals, Torrebella, la Teuleria, las Tallades y el Obac; al E, las Tallades, Melons, Agulló y Caminals; al W, Coma Escudera, el Pla del Pi, Tarroges , la Coma del Juny y las Costes; el S, Graveta, Estriquells, Terres Noves , la Peixera, el Camí del Cogul y Roca Caíguda.

El pueblo y cabeza de municipio de Aspa es el único núcleo de población agrupada del término, que comprende también el despoblado de Madrona. En cuanto a las comunicaciones, Aspa se comunica con Artesa de Lleida por una carretera que, a mediodía del pueblo, continúa hacia el Cogul. Una pista enlaza el pueblo con Alfès (al oeste), y Castelldans (al este).

 

La población y la economía

 

La población, tradicionalmente escasa: 13 fuegos en 1365, 15 fuegos hacia el 1380 y 27 fuegos a mediados del siglo XVI (1553), había tenido, como toda la comarca, un aumento importante en el siglo XVIII, cuando pasó de los 63 habitantes en 1718 a los 312 h de 1787. Continuó el ascenso hasta el 1860, con 665 h, y en 1878, con 706 h. Desde entonces, sin embargo, la emigración y el progresivo abandono de las labores del campo provocaron una pérdida de población constante. El siglo XX se iniciaba con 502 habiatnets (1900) y se contaban 476 en 1930 y 467 en 1950. La segunda mitad del siglo XX se caracterizó por una tendencia claramente recesiva: 390 h en 1960, 327 h en 1970, 309 h en 1975, 288 h en 1981 y 253 h en el censo del 1991. Los últimos años del siglo XX y primeros del XXI la tendencia negativa se mantuvo, aunque una ligera recuperación, 268 h en 2001 y 263 habitantes en 2005.

La tierra cultivada ocupa más de la mitad de la superficie municipal y es casi toda de secano. El cultivo más importante es el del olivo, que ha ido aumentando a lo largo de las dos últimas décadas del siglo XX. Le sigue en importancia la cebada y el almendro.

La cría de ganado, aunque no muy importante, es un buen complemento de la agricultura. Destacan las aves, el ganado porcino y el ovino. Cabe mencionar por su antigüedad la Cooperativa del Campo d’Aspa que se dedica a elaborar el aceite y almacenar y comercializar cereales y almendras. Hay dos almazaras de aceite. El mercado semanal de Aspa se celebra el martes.

 

 

 

El pueblo de Aspa

 

El pueblo de Aspa se encuentra en un cerro a 256 m de altitud, dominando la orilla izquierda del río Set. El casco antiguo está presidido por la iglesia parroquial de Sant Julià, muy reformada en el siglo XVIII con una magnífica fachada barroca y un elegante cimborrio, y el palacio episcopal, después casa rectoral . El edificio fue construido con sillares de cantería, desbastados por los bordes, al estilo de las construcciones romanas. Tenía grandes portales adintelados y se destacan la gran galería de época gótica con vistas sobre el valle del río Set, el patio interior adoquinado con un antiguo pozo y una capilla de arcadas ojivales (muy destruida en 1936) que contuvo el magnífico retablo de madera de Sant Julià, obra de Jaume Ferrer (II) conservada en el Museo Diocesano de Lleida (1444-60). La plaza contigua había tenido una bella cruz gótico-plateresca del tiempo del obispo Conchillos (1525-40). Al lado del cementerio, dentro del núcleo de población, está la capilla de Sant Sebastià, con un elegante portal adintelado y un gran arco interior que sostiene la bóveda.

Desde 1986, en Semana Santa, el ayuntamiento d’Aspa organiza una semana cultural. Se celebra una comida el Domingo de Ramos, coincidiendo con la matanza del cerdo, y un concierto de canto coral, y el Viernes Santo, tras la procesión al Calvario, se ofrece un desayuno colectivo. La Fiesta Mayor se celebra el primer fin de semana de septiembre en honor de Sant Julià (6 de septiembre), que es el patrón de la población. Como clausura de las fiestas se organiza una cena colectiva a base de cazuela de tros. La Fiesta de Corpus se celebra el domingo después de Corpus; se hace una procesión, se adornan las calles y se instalan altares.

 

Otros lugares del término

 

El despoblado de Madrona se encuentra en el N del pueblo, en la coma o valle de Madron . Parece que había estado poblado por gente procedente del Solsonès que acudió al Segrià desde el siglo XII.

En cuanto a los restos arqueológicos, a ambos lados del río Set, al pie de las primeras terrazas fluviales, se ha documentado un centro de reproducción y explotación de sílex que ocupa unos 500 metros alrededor de la Peixera d’Aspa, a 1,5 km del casco urbano. Los materiales que se han recuperado, piezas de sílex de buena calidad y algún fragmento de cerámica, hacen pensar en la reocupación del primer asentamiento paleolítico.

 

la historia

 

Los vestigios más antiguos del notable palacio que los obispos de Lleida construyeron en la cima de la población parecen confirmar la hipótesis de un poblamiento anterior a la ocupación árabe, que se fundamenta en la afirmación de los eruditos J. Lacanal (continuador del España Sagrada) y el archivero leridano Martínez Marina, según la cual un obispo Jacob o Jaume que regía la diócesis de Lleida el 842 (cuando los prelados todavía no residían en Roda y se mantenían en la ortodoxia mozárabe) habría consagrado la iglesia de Sant Julià, que debería corresponder a la de Aspa, única del obispado con esta antiquísima advocación. De todos modos, esto queda como hipótesis sin posibilidad de confirmación.

Tras la conquista cristiana , el lugar y la iglesia de Aspa (como Alcanó , Sunyer y Alfés) fueron otorgados al obispo y capítulo de la Seu leridana, y la señoría de la mitra se mantuvo hasta el fin del Antiguo régimen. Los obispos de Lleida tuvieron una especial predilección por esta población y mandaron edificar el castillo-palacio de Aspa, donde residieron a menudo hasta el siglo XIX y que se mantiene en un relativo buen estado. El palacio ya se menciona en un documento de 1215 del Libro Verde de la catedral y sufrió reformas y modificaciones en distintas épocas.

 

Contuvo un buen archivo y una nutrida bibliotec . Se había de celebrar un sínodo en 1494 , convocado por el cardenal Lluís Joan del Milà y de Borja (sobrino de Calixto III) a causa de la peste de Lleida, que se trasladó a Alfés. El cardenal Milà, que regentó la diócesis de Lleida más de medio siglo, y el vicario general Pere Estornell, residieron en el palacio los primeros años del siglo XVI: la tradición continuó y el obispo Simón Antonio de la Rentería, que en 1824 sería nombrado arzobispo de Santiago de Cuba, se instaló en 1820, antes de ser desterrado a finales del Trienio Liberal.