Vista aerea de Maials
Vista aerea de Maials

MAIALS



AJUNTAMENT DE MAIALS


PLAÇA DE LA CONSTITUCIÓ, 5   25179  MAIALS


TEL.  973 130004


regidories@maials.cat



Maials

 

Población: 987 h

Extensión : 57 km2

Coordenadas UTM : 2914 x 45824 y

Municipio del Segrià .

 

Situación y presentación

 

Se encuentra en el sector meridional de la comarca, ya en el límite con la Ribera d’Ebre, en la zona de transición hacia las Garrigues. Limita con los municipios de Llardecans (E y N), Seròs y Almatret (W), del Segrià, y con los de Riba-roja y Flix (S), de la Ribera d'Ebre.

Las plataformas Garrigues están formadas aquí para planos ondulados con relieves estrechos y alargados y valles profundos, como el barranco de la Vall Major, el cual recibe las aguas de diferentes valles y arroyos que drenan el término (Valle Empedrada , arroyo del Valle dels Horts). Algunas de las partidas del término son la Devesa, Montolivet, el Valle del Molí, lo Mas de Noguers y Socarrades.

La villa y cabeza de municipio de Maials es el único núcleo de población agrupada del término, que es atravesado por la carretera C -12 de Amposta en Balaguer y la C-45 de Maials a Fraga, de la villa, donde coinciden las anteriores, sale una carretera local en dirección Almatret. Varias pistas conducen a Aitona, la Granja d'Escarp o Mequinenza.

 

La población y la economía

 

La población (Maialencs), que en los censos del siglo XIV tenía 89 fuegos (1365-70) y 83 fuegos (1380), es decir unos 450 habitantes, había disminuido hasta 96 en 1718 pero en 1787, era de 209. Aumentó importante a lo largo del siglo XIX (1759  1860 y 2271 en 1900) y se estabilizó después (2366 h en 1930), mientras que a partir de mediados del siglo XX tendió a disminuir: 1.648 habitantes en 1960, 1551  en 1970, 1262  en 1981 y 1083  en 1991. Esta tendencia descendente continuó posteriormente, de manera que en 2001 había 978 y en 2005 961 habitantes.

La tierra cultivada ocupa más de la mitad de la extensión total del término y está dedicada prácticamente toda el secano. El cultivo del olivo ha ido ganando terreno en los últimos años del siglo XX y ocupa gran parte de la tierra cultivada; el almendro es el segundo cultivo en importancia, seguido de la cebada. En cuanto a la ganadería, cabe destacar los sectores avícola y porcino, seguidos de lejos por la cría de ganado vacuno y ovino. Es significativo el aumento del número de colmenas durante la década de 1990. Cabe mencionar la Cooperativa del Campo Foment Maialenc, dedicada a la fabricación de aceite con la Denominación de Origen les Garrigues. En cuanto a la industria, hay un polígono industrial (al pie de la carretera C-45) que concentra toda la actividad de este sector. El día destinado al mercado semanal es el miércoles. En noviembre, en fecha variable, se celebra la Feria del Aceite Verde, donde se expone maquinaria agrícola y productos alimentarios.

 

La villa de Maials

 

La villa de Maials se encuentra a 395 m de altitud, en una loma en el sector septentrional del término, presidida por la Vila Closa o la Vileta, conjunto urbano que, a pesar del abandono de los últimos años, conserva un notable y evocador carácter medieval: viejos portales, calles antiguas con casas de estilo gótico tardío y renacentista, arcos ojivales, puertas adoveladas con bordones de fina composición, balcones, nichos que contuvieran imágenes devotas, escudos nobiliarios y enseñas de la menestralía de antaño, etc. Quedan las ruinas de la vieja parroquia de Santa María, de transición del románico al gótico, la capilla renacentista de San Sebastián y la iglesia románica de San Pedro, también dentro de la Vila Closa.

Fuera del casco antiguo se construyó, en el siglo XVIII, la nueva iglesia parroquial de Santa María o de la Asunción, con fachada barroca, decorada con columnata y torre campanario de dos plantas, que por la grandiosidad había sido llamada la Catedral de las Garrigues; en el interior se destacan las tres naves de orden jónico, el cimborrio y algunos retablos. Ha conservado una custodia y un cáliz, bien trabajados, con los escudos de los condes de Santa Clara y Barones de Maials, que fueron obsequio de Carlos IV.

Las actividades culturales y lúdicas de Maials son promovidas principalmente por la Unión Recreativa Maialenc, inaugurada en 1900. Cabe mencionar el Museo del Campo y Hogar. El 20 de enero se celebra la fiesta de Sant Sebastiá (Fiesta Mayor de invierno). La Fiesta Mayor de verano es para la Virgen de Agosto (15 de agosto). Un sábado de febrero, en fecha variable, se celebra la fiesta de las Águedas (las mujeres casadas). Por la mañana, con el fin de recoger dinero para financiar la fiesta, organizan un pasacalles con orquesta que recorre las calles del puebl ; se hace una misa en honor de la patrona y por la noche una representación teatral en el centro y un baile popular.

 

la historia

 

La estructura urbana de la villa de Maials, como en la villa closa similar de Alfés, Sarroca, Llardecans o Torrebesses, corresponde a lugares de cultura ibérica, poblados sobre cerros con sepulturas de fosa que, según Rocafort, aparecieron en la bajada de Valle dels Horts , cerca de la villa, a principios del siglo XX, sepulturas excavadas en la roca como las del Cogul o Almenara la Vella. Debió mantener un aire de fortaleza bajo la dominación sarracena y , con la forestación de este sector, el territorio correspondiente a este término fue concedido al obispo de Tortosa Gaufred, que entre el 1154 y el 1165 incorporó las iglesias de Adar (Llardecans) y Maials en su diócesis (Maials quedó en la diócesis de Tortosa hasta 1957), ambas dentro de la línea fronteriza del desaparecido valiato árabe de Siurana. Pero la repoblación del término (al igual que la del de Llardecans) no se hizo efectiva hasta el reinado de Jaime I (1213-76) y fue encomendada al noble Pere Arnau de Cervera (de este territorio se conserva sólo la carta de población de Adar, del 1199).

La jurisdicción civil del lugar fue inicialmente de los soberanos; Pedro III el Ceremonioso había concedido la villa, después de mediados del siglo XIV, el señor "dit d’illa " (este linaje procedente del Rosellón intervino en la conquista de Mallorca y estuvo al servicio de Alfonso II y Pedro III). El 1381, sin embargo, Maials y el Mas de Adar eran del " honrado Joan Mercer, ciudadano de Zaragoza". En la guerra contra Juan II, la Generalitat hizo fortificar la villa (1464) para asegurar la comunicación de Lleida con Flix. En 1499 era señor de Maials Francisco de Camporrells y a mediados del siglo XVI había pasado a la familia Castellvell, linaje de Lleida que tenía la casa en la costa de San Andrés, en el Canyeret, y que en 1500 eran señores de Castellmeià (el primero Castellvell que aparece como señor de Maials es Gaspar, en 1555, caballero de la Cofradía de Sant Jordi de Lleida); en 1603 José de Castellvell era concejal jefe de Lérida y en 1618 compró las baronías de Llardecans y Sarroca, que añadió a la de Maials.

La baronía pasó a Bryas y una dama de este linaje se casó en 1740 con Procope F. de Bassecourt, el conocido militar que debía ser corregidor de Lleida (1761-65), fundador de la Academia de Agricultura e impulsor de las obras públicas y del cultivo del olivo: le fue confirmado en 1754 el título de barón de Maials y había recibido en 1746 el de conde de Santa Clara. Su hijo Juan fue gobernador de la Luisiana (1796-99) y de Barcelona (1802-08). Al extinguirse las señorías (1835), Llardecans y Maials seguían siendo del conde de Santa Clara.

 

Los somatenes de Llardecans y Maials lucharon en la guerra del Francés en el Bruc (1809 ) y en Lleida (1810) y de nuevo en la primera guerra Carlista (1834-40). Fue muy sonada la acción de Maials, batalla en la que, el 10 de abril de 1834, las fuerzas carlistas de Manuel Carnicer fueron derrotadas por las columnas liberales procedentes de Tarragona y Tortosa dirigidas por los generales Carratalá y Bretón, que impidieron así la unión de las fuerzas carlistas del Maestrazgo y de Cataluña. De nuevo el 6 de diciembre de 1836 la facción de Ramonet fue vencida cerca de la villa por el coronel Manuel Sebastián, que consiguió atrapar el jefe carlista Arbonès, el cual, sin embargo, pudo evadirse. En 1872 Amadeo I , que había ido a Lleida, donde inauguró la carretera de Lleida a Alfarràs, acudió a inaugurar la de Maials en Vinaixa. La Mancomunidad construyó (1914-15) el camino vecinal de Maials a Almatret.