MONUMENTAL



Edificio del Ayuntamiento de Guimerà con el Museo adosado.


Toda la población está sembrada de arcadas y portales que comunican entre si las angostas callejuelas típoicas de una población medieval.


Arcadas de estilo gótico cercanas a la Plaza Mayor.



Campanario de forma prismática de cuatro laterales de la Iglesia de Santa María.


Vista inferior de la Iglesia Parroquial

Calle circular al castillo donde podemos observar la omnipresente fuente popular previa al agua corriente.



Tipo de calles estrechas y con escaleras y portal. Abundan en la población debido al carácter empinado del centro urbano.


Uno de los portales de entrada a la "Vila Closa".


Calles cubiertas con troncos de madera.


Esta forma de urbanización de carácter medieval es la más común de la Villa. Portales, calles empinadas y escaleras.


carrer escales 

Tipología de calle medieval con portales que comunicaban las casas por encima de las calles.


Las escaleras han substituido en muchos casos calles empinadas y en su tiempo muy embarradas.



Interesante rincón del Centro Histórico.


Casas nobles cercanas a la Plaza Mayor.


Viejo torreón, muralla y portal de la Iglesia. Era la puerta de acceso norte a la población, además la parte más elevada.


Cenobio femenino cisterciense de Santa María de Vallsanta perteneciente al Monasterio de Vallbona de les Monges.


Bajada del Castillo hacia el interior de la villa. A la derecha podemos ver la muralla.


Porches junto a la salida de la Plaza en la Calle Mayor.


Calles procedentes de la parte alta (Iglesia y Castillo) en dirección a la Plaza Mayor centro neurálgico de la villa.


Dibujo con un plano de Guimerà a principios del siglo XX.


entrada a una antigua bodega.


Una de las entrada a la Plaza Mayor. Esta es la entrada oeste.


esglesia


En pleno centro de la población tenemos la Capilla Sant Esteve construida junto al hospital.



Vista detallada de la Iglesia de Sant Esteve, capilla de un viejo hospital.


Vista frontal de la Iglesia de Santa María.


Racó de la Pau con diversas fuentes y un poema a Guimerà en ceràmica.



Porches de la Plaça Major en su lateral que tienen funciones de mirador de la actividad mercadal.



Portal de entrada norte sobre las capillas funerarias de la Iglesia Parroquial.


En la parte más elevada de Guimerà sobresale el castillo del siglo XI, convertido en palacio residencial en el XVI y posteriormente destruido durante las Guerras Carlistas del siglo XIX.


Puerta principal de la Iglesia Parroquial de Santa MAría con capillas funerarias exteriores laterales.



Santuario de Nuestra Señora de la Bovera a cinco quilómetros previos a la población.


Magnífica imagen de los restos del Castillo y su esbelto torreón.


Interior de la Iglesia de Santa María con un retablo construido por el arquitecto discipulo de Antoni Gaudí, Josep María Jujol.


Entre la descuidada vegetación aparece el derruido ábside gótico del Monasterio de Vallsanta.


La Iglesia Parroquial, la muralla y el Castillo forman la linea defensiva norte y más elevada que en su tiempo protegian la poblaión amurallada.


Torreón, muralla y portal.


Impresionantes ruinas del castillo de Guimerà.


Murallas del Castillo.


Murallas e Iglesia Parroquial. Impresionante conjunto arquitectónico.


Portal de entrada norte enclavado en la muralla que comunicaba el castillo con la Iglesia.



Bello rincón del centro histórico.


Plaza Mayor con sus porches elevados.


Sepulcros nobiliarios en las pequeñas capillas adosadas exteriormente a la Iglesia Parroquial.


Vista de la aglomeración urbana de Guimerà