Vista aerea de Artesa de segre
Vista aerea de Artesa de segre

ARTESA DE SEGRE



AYUNTAMIENTO DE ARTESA DE SEGRE


PLAÇA DE L¡AJUNTAMENT, 3   25730  ARTESA DE SEGRE


TEL.  973 400013


www.artesadesegre.net




Artesa de Segre

 

Población: 3.869 h

Extensión : 176 km2

Coordenadas UTM : 3382 x 46402 y

 

Situación y presentación

 

El término municipal de Artesa de Segre, de 175,89 kms cuadrados se extiende a ambos márgenes del río Segre, y es la capital natural de la subcomarca del Segre Medio. La superficie del municipio de Artesa antes de las anexiones de los antiguos términos municipales de Anya (1966) y de Tudela de Segre (1971) era de 62,3 kms cuadrados. El actual municipio limita al N con Vilanova de Meià y con los municipios del Pallars Jussà de Isona (con su enclave de Montadó) y de Gavet de la Conca, en el sector de levante con la Baronia de Rialb, Ponts y Oliola, al S con el municipio urgelense de Agramunt (con su enclave de Montclar) y con Preixens, y al W con Foradada y Alòs de Balaguer.

El antiguo término municipal de Artesa de Segre extendía a la parte de tramontana y por las laderas de la sierra de Sant Mamet, entre Alòs de Balaguer a poniente y la Conca de Meià en la parte oriental y septentrional. Son límites con Vilanova los altos de la sierra del Bac (791 m) y de la Sierra Pelada. Entre sus vertientes y los de la sierra de Sant Mamet (1269 m) se encuentra el valle de Ariet, que pertenecía al antiguo término municipal de Baldomar, que entre 1920 y 1930 se integró en el de Artesa de Segre. El curso bajo del Río Boix está dentro del término, en esta parte de la derecha del Segre. También eran del antiguo término de Artesa las tierras situadas a la izquierda del Segre que se extendían a mediodía hasta la Serra Larga (443 m), el límite con el antiguo municipio de Tudela deSegre, con el que se enfrentaba además por las partidas de la Guardia Roja y el Pla de Sant Tirs. Esta parte, regada por el canal de Urgell, limita con el municipio de Foradada, en las partidas de Espingalls, el Clot de Rábic y las Forques.

La extensión del antiguo término de Anyà era de 80,9 kms cuadrados. Se extendía desde el Segre (que era el límite con Artesa de Segre) hasta la sierra de Comiols (1.356 m, en el límite entre la Conca de Tremp y el valle del Segre) al norte . Confrontaba a poniente con Vilanova demás por la montaña de Sant Ermengol (627 m) . El suelo es en parte llano, en la banda de mediodía cercana al Segre, y en parte bastante accidentado. Se alcanza la máxima altitud en el vértice más septentrional: el cerro de Sant Miquel (1.188 m), más arriba del collado de Comiols. Drenan este sector diversos barrancos que se forman en la sierra de Comiols y que pertenecen a la cuenca del Segre Medio, como el barranco de Montmagastre o el de Montargull. Antiguamente las tierras de Anyà eran conocidas con el nombre de la Baronía de Montmagastre, por cuanto muchas de las antiguas parroquias que formaban este municipio pertenecían a la baronía que centraba el castillo de Montmagastre, arriba el cerro, aislado y cónico, de Montmagastre (764 m).

El antiguo municipio de Tudela de Segre, de 33,1 kms cuadrados, formaba parte de la subcomarca delSegre Medio, en el límite con la comarca de l’Urgell (la Donzell d'Urgell, hoy agregado a Agramunt). Las tierras de Tudela son accidentadas al norte por la montaña de Grialó (671 m), y por las partidas de Foradada y el Pla de Sant Tirs limitan con Artesa de Segre. Al NE, al norte de las partidas de Refet y de la Torre, el antiguo municipio limitaba con el pueblo de la Força d’Estany (del municipio de Ponts). A poniente, a mediodía de la carretera hacia la Seu, coincide con Artesa por la Serra Larga (443 m) y las partidas de Blanquet y la Guardia Roja. A levante, también al mediodía de dicha carretera, por el cerro de Buissogues y el de Pedrós (562 m), sobre Can Pedrós, limitaba con el término de Oliola. Este sector está drenado por varios barrancos y arroyos, como el barranco de Santigosa, bajo el monte de Santigosa (470 m), el del Prat, el de Pedrós o el de Civerola.

Los principales núcleos de población del actual término municipal de Artesa de Segre son la propia ciudad de Artesa de Segre, que es el centro administrativo, los pueblos de Alentorn, Anyà, Baldomar, la Clua (a veces citado como la Clua de Meià), Colldelrat , Collfred, Comiols, Montargull, Montmagastre, Seró, Tudela de Segre, Valle de Ariet, Vall-llebrera, Vernet y Vilves, los caseríos de Folquer, las Torres, los Hostalets de Comiols  el Pont d'Alentorn y Sant Marc del Batlliu, y las aldeas de Vall-llebrerola y la Vedrenya; está también el antiguo despoblado de Grial y el santuario de la Virgen de la Ribera.

Llega a la ciudad de Artesa la carretera C-14 que desde Salou (pasando por Tàrrega y Agramunt) se dirige a la Seu d’Urgel. Cerca de la ciudad, enlaza con esta carretera C- 26 proveniente de Balaguer, donde entronca con la C-13 entre Lleida y Tremp. Hay varias carreteras menores que comunican los pueblos del municipio con los vecinos, entre las que cabe mencionar la de Artesa hacia el puerto de Comiols, de la que salen las carreteras hacia Anyà, Collfred o hacia Vilanova de Meià, vía que continúa hasta el pantano de Terradets donde conecta con la C-13 . Por el pueblo de Tudela pasa una carretera local que enlaza con la C-14.

 

la población

 

En el censo del 1378, en las tierras de Artesa de Segre se contabilizaban 27 fuegos repartidos en 19 en la villa de Artesa, 5 en la Clua de Meià y 3 en Collfred. En 1553 los fuegos aumentaban a 100 que se repartían en 65 en Artesa, 7 en la Clua de Meià, 3 en Collfred, 10 a Vernet y 15 a Vilves. Ya en el siglo XVIII, en 1718, el antiguo municipio de Artesa tenía 193 habitantes 192 h en 1787. Aunque un siglo más tarde la población (artesanos) se había incrementado notablemente (1.386 habitantes en 1857) y los años siguientes continuó aumentando: 1.653 habitantes en 1887, 1.736 h en 1900, 2.080 h en 1920 y 2894 h en 1936. Entre 1920 y 1938 se produjo un aumento significativo con la agregación de Baldomar a Artesa. A partir del 1950 (2.823 h), la población continuó experimentando un incremento, en el que hay que tener en cuenta la agregación de Anyâ y Tudela de Segre; así , los 2.931 h de 1960 se pasó a 3.367 h en 1975.

El antiguo municipio de Baldomar contó prácticamente la misma población en los censos de 1378 y 1553 con 16 y 15 fuegos respectivamente. En el siglo XVIII la población cifró un aumento moderado de 61 h en 1718 y 87 h en 1787. Entrado el 1857 se contabilizaba un notable incremento con 829 h. Desde este último año la tendencia decreciente fue imperante hasta después de 1920. Así, se censaron 797 h en 1887, 747 habitantes en 1900 y 585 en 1920; poco después Baldomar fue agregado a Artesa.

El antiguo municipio de Anya contabilizó 60 y 102 fuegos respectivamente en los censos de 1378 y 1553. En el siglo XVIII, en 1718, había 322 habitantes y aumentó a 359 h en 1787. A lo largo del siglo XIX el incremento de la población fue notable; así se censaron 1696 h en 1857 y un máximo de 1.811 h en 1860. A finales de este siglo, en 1887, la población volvió a disminuir con 1.542 h. La tendencia a la baja continuó dominando los censos posteriores hasta 1936 donde volvió a aumentar con 1.540 h. A mediados del siglo XX la población disminuyó a 1.147 h, y en 1966 se agregaba a Artesa.

El antiguo municipio de Tudela de Segre tenía 9 fuegos y 42 fuegos respectivamente en los censos de 1378 y 1553. Los siglos XVIII y XIX la población continuó creciendo con 218 habitantes en 1718, 242 h en 1787, 857 h el 1857 y 886 h el 1887; ya a partir de este momento, la tendencia a la baja caracterizó los últimos años previos a la agregación de Tudela a Artesa en 1971.

En el actual municipio de Artesa, en 1981 se censan 3.354 h, y se apreció el inicio de un descenso hasta 1996 (3.068 h), año a partir del cual se registró un nuevo aumento demográfico. En 1999 había 3.171 h y 2005 3.696 habitantes.

La economía

 

Las actividades agrarias son, en Artesa, una de las bases económicas del municipio. Aunque el término goza de una amplia superficie forestal, son más extensas las tierras dedicadas al cultivo, predominantemente de secano, y pastos permanentes. Las tierras de regadío aprovechan el agua del Segre y del canal de Urgell. En conjunto, los principales cultivos, con mucha diferencia frente a los otros, son los cereales (cebada , trigo, maíz) , aunque también son destacables la vid, el olivo, el almendro, el forraje, cultivos industriales (sobre todo el girasol) y la fruta dulce (manzanos, perales, cerezos).

El producto emblemático de estas tierras hasta hace poco era el melón, pero ha ido perdiendo protagonismo en beneficio del vino que, enmarcado dentro de la denominación de origen "Costers del Segre", está alcanzando una reconocida calidad. La Cooperativa del Campo de Artesa de Segre y Comarca (1958) ha permitido la industrialización y la comercialitzacióde diversos productos agrícolas: piensos, aceite, vino, frutas (melones sobre todo) y cereales; se ocupa también de la maquinaria agrícola, de la ganadería y de la comercialización derivada del ganado porcino, que es bastante importante. La ganadería tiene un peso notable; además de la cría de ganado porcino, destaca las aves, el ovino, el vacuno y la cría de conejos. Cabe mencionar, también, que hay un buen número de colmenas que denotan actividad apícola.

En Artesa de Segre ha habido también cierto desarrollo industrial. En la orilla izquierda del Segre, cerca del Pont d'Alentorn, había una fábrica de hilados de algodón que formó la colonia industrial conocida como la Fábrica, que abrió en 1906 y cerró definitivamente sus puertas en 1967; han aprovechado los edificios para la instalación de nuevas empresas. A principios del siglo XX tuvo bastante importancia la fabricación de seda, industria que prácticamente ha desaparecido. Las principales actividades industriales comprenden el ramo de la madera, la relacionada con la construcción (tejerías, yeserías, extracción de gravas), la alimentaria, la confección y la de transformación de productos agrícolas.

Ha sido tradicional en el lugar la fabricación de horcas para batir, de madera de almez. Las Forcas de Alentorn se vendian por todo el Principado, por Aragón y por Navarra, durante el tiempo que precedía a la batida. Esta actividad menestral ha ido perdiendo con el cambio generacional.

El comercio es activo, ya que Artesa de Segre es un centro de intercambios entre la llanura y la montaña. Es el mercado principal  con el de Ponts, los municipios del Segre Medio, y el secundario de otros municipios cercanos. Se va a mercado los domingos. Artesa celebra desde 1979 una tradicional feria anual en el mes de agosto, la de Sant Bartomeu o del Melón, de carácter agrícola, donde se comercializan el típico melón de secano, peras, frutos secos, trufas en conserva, miel , y otros productos artesanales (quesos de la Clua, horcas de Alentorn). Como es también costumbre, la feria muestra utensilios destinados a la agricultura y también maquinaria; además está presente el sector de la automoción.

En cuanto a servicios, hay un centro de atención primaria (CAP) para atender las necesidades médicas básicas, y la enseñanza está cubierta hasta el bachillerato y los ciclos formativos.

 

La ciudad de Artesa de Segre

 

La ciudad de Artesa de Segre (318 m , 2821 habitantes en 2005) está emplazada en la orilla izquierda del Segre, al pie del Castellot o cerro de Sant Jordi, donde sólo quedan vestigios del castillo medieval de Artesa y del fuerte de Sant Jordi, que se construyó durante la primera guerra Carlista. El 1964 se colocó en lo alto del Castellot, una cruz con la imagen del Sagrado Corazón. Madoz dice que, al SW de dicho cerro, había varias ruinas, quizás del núcleo primitivo de la población. La carretera a Ponts y a la Seu constituye el eje principal de la ciudad actual; a lo largo de su trazado se encuentran las principales tiendas y establecimientos.

La parte más antigua de la que fue villa de Artesa contiene una plaza porticada, la antigua plaza Major, donde confluyen diversos callejones antiguos. Existe el gran casa llamada la Granja, que fue propiedad del monasterio de Montserrat. Es un hermoso edificio de piedra, con fachada apaisada y portal de medio punto con gran dovelaje, que conserva algunos ventanales del siglo XVII de tipo renacentista. En la década de 1960 fue convertido en casa de inquilinos. La iglesia parroquial está dedicada a la Virgen de la Asunción y es de nueva construcción, obra de Isidre Puig i Boada, ya que el edificio anterior, neoclásico (siglo XVIII), fue derribado en 1965. La iglesia, desde antiguo, había pertenecido a Sant Pere de Àge . En 1835 fue adscrita a la diócesis de Lleida, y después a la de la Seu d’Urgel.

Entre los equipamientos culturales de la ciudad de Artesa de Segre cabe destacar especialmente el Museo del Montsec, por sus colecciones arqueológicas, fondo geológico y paleontológico y colecciones etnológicas. El Museo contiene también el archivo, con documentación desde el siglo XV hasta el XX, una biblioteca en la que destacan las obras sobre la guerra civil de 1936-39 y sobre la comarca, y una hemeroteca  De las diversas entidades que han dinamizado la vida cultural de la ciudad se pueden mencionar la Sociedad Coral la Dalia Blanca (1904), ya desaparecida, y el Centro Excursionista Nueva Gent (1979), que ha llevado a cabo actividades relacionadas con el montañismo, la espeleología y el fomento y la práctica del deporte en general.

Se celebra, por Carnaval, la matanza del cerdo y una butifarrada popular. El lunes de Pascua se celebra una romería al santuario del Salgar (en el término de Foradada) y el martes se celebra una romería a la ermita de la Virgen del Pla. La Fiesta Mayor es el último fin de semana de septiembre, en honor a Sant Cosme y Sant Damián.

 

Otros lugares del término

 

Tudela de Segre y la ermita de la Virgen del Pla.

 

El pueblo de Tudela de Segre (108 habitantes en 2005) está situado en el sector meridional del término, al SE de Artesa, en las laderas de la colina donde está el castillo de Tudela. La población antigua estuvo amurallada. De esta muralla se conserva el portal de acceso, abierto en una torre de planta cuadrada, con contrafuertes, y obra quizás del siglo XIV. La iglesia parroquial está dedicada a Sant Pere. Pagaba diezmos y primicias a Sant Pere de Àger desde el siglo XIV (1309) hasta el 1806. El pueblo celebra la Fiesta Mayor el segundo fin de semana de julio.

El castillo de Tudela, gran edificio de la época del barroco, fue edificado en el lugar donde había estado la antigua fortaleza medieval, a 449 m de altitud. Un caballero Pere de Tudela, que acompañó al conde Ermengol VI de Urgell en la conquista del Segrià, recibió de su señor unas casas en Lleida entre los años 1150 y 1158. Este caballero debía pertenecer muy posiblemente al linaje de los castellanos de Tudela deSegre, que poseían además otros castillos. El castillo de Tudela está documentado en 1172 en el testamento sacramental de Ramon Bernat por el que éste legaba a su viuda Ermesenda, en usufructo, la mitad del castillo de Seró y, a su hijo Ramón, los castillos de Oliola, Puigverd y Tudela. El 1178, en Lleida, en un convenio entre Alfons II y Berenguer de Fluvià, lo firman sus castellanos Pere y Berenguer de Tudela. Este último aparece en 1180 vinculado a la orden del Temple. El 1193 el castillo de Tudela era, en alodio, de Guerau Alemany de Cervelló y en 1204 la señoría jurisdiccional pertenecía al vizconde de Cabrera. En 1365 el lugar y el castillo pertenecían a P. de Olmar. A finales del siglo XVI y principios del XVII era señor de Tudela el noble Francesc Gilabert y de Alentorn, que fue diputado de la Generalitat de Catalunya y tratadista político. A comienzos del siglo XIX la señoría de Tudela era del marqués de Barberá.

No muy lejos del pueblo, al S, está la capilla de Santa Fe, de una nave, cubierta de doble ladera y portal adintelado.

Al SE de la ciudad de Artesa, cerca del canal de Urgell y de la carretera hacia Tàrrega está la ermita de la Virgen (o Santa María) del Pla. Documentada en 1169, el actual edificio es barroco (construido en 1774 según la fecha que consta en la puerta), pero conserva algunos elementos de la antigua construcción románica.

 

Seró

 

El pueblo de Seró está situado en el SE del término, cerca del barranco de Senill, y al E de Tudela de Segre. Con una morfología similar a la de Tudela, está presidido por la iglesia parroquial de Santa María y por el antiguo castillo de Seró. El año 2013 se inauguró el Centre Seró. Espai Transmisor, que alberga un megalito descubierto en 2007.

Está documentado un Ramon Bernat de Seró acompañando el conde Ermengol IV de Urgell, en 1091, en la conquista de Balaguer, el 1103 está documentado en el lado del vizconde Guerau Ponç de Cabrera cuando éste llevó a Solsona los restos mortales de Ermengol V, el de Mollerussa. El 1109 Ramon y Ponç Bernat dieron a la orden del Hospital unas masías del término de Seró.

 

Colldelrat , Tancalaporta y el santuario de la Virgen de Reset

 

El pueblo de Colldelrat (33 habitantes en 2005) al E de Artesa, está situado en la ladera de poniente de la montaña de Grialó a 495 m de altitud, en la cima de la cual están los restos del antiguo Castell de Grialó, una torre de planta cuadrada con bellos ornamentos. Cerca suyo están las ruinas de la capilla de Sant Miquel de Grialó, de una nave, con la bóveda hundida , que conserva el ábside con un arco triunfal. Esta iglesia está documentada ya en 1053.

La masía de Tancalaporta está situada en el límite del término con el de Oliola y el de Agramunt (en el sector de la Donzell d'Urgell). Está emplazada cerca de un collado entre el monte de Masbell, ya en Oliola, y el cerro de poniente, a 499 m, por encima de los cuales, bajando por el collado, pasa un antiguo camino ganadero. La masia alberga la capilla de Sant Jaume, con portal adintelado.

En las laderas más meridionales de la montaña de Grialó está el santuario de la Mare de Deu de Refet, reedificado en 1765 sobre una iglesia anterior. Se venera una talla de la Virgen, románica. Se celebra una romería el Lunes de Pascua. Cerca del santuario había la encina de Refet, notable ejemplar.

 

Alentorn , el Pont d'Alentorn y la Fábrica

 

Al N del centro municipal, a la derecha del barranco de Alentorn, al pie de la montaña se Sant Ermengol (a 380 m de altitud), está el pueblo de Alentorn (143 habitantes en 2005). Conserva el aspecto de pueblo fortificado, con sus portales, las calles porticadas y los caserones antiguos. La Fiesta Mayor se celebra el primer fin de semana de agosto.

La iglesia parroquial de Sant Salvador, documentada en 1053 en la dotación de la canónica de Sant Miquel de Montmagastre, fue reconstruida en 1637 y es de estilo gótico con ornamentación renacentista. La torre, octogonal sobre base cuadrada, se acabó en 1925. En la capilla de la Virgen de la Pau tenía incluida una imagen de la Virgen, renacentista, de alabastro, que según la tradición fue llevada desde Trapani (Sicilia) por Manuel de Malta, que fue gran Prior de la orden de Sant Joan de Jerusalem, en el siglo XVI.

Del castillo de Alentorn sólo quedan algunos vestigios de un muro angular sobre la calle del Collet, medieval, y unas vueltas aprovechadas como bodegas. Parece que en el siglo XVII ya no estaba habitado. Se hace alusión todavía al patio del castillo. El 1178 Bartomeu d’Alentorn dejó el castillo y el lugar de Alentorn a sus hijos Guillem y Arnau. Este linaje detentó la señoría del lugar hasta finales del siglo XIV. En 1420 era señor Ramón de Santmartí, burgués de Lleida, en 1433 lo era Galceran Sacosta, cuya familia fue despojada en 1499, si bien la volvió a recobrar. A principios del siglo XVII eran señores de Alentorn José de Llar y Francesc Planella de Llar. En 1705 el rey archiduque Carlos II concedió el título de marqués de Alentorn a su partidario Miquel Antoni de Alentorn-Pinós y de Rocabertí, único titular.

Al S del pueblo de Alentorn se encuentra la ermita troglodítica de Sant Salvador.

La carretera de Artesa a Vilanova de Meià, que pasa por el pueblo, atraviesa El Segre por el antiguo puente de Alentorn, destruido en la primera guerra Carlista y reconstruido después. Al otro lado de este puente se ubica el caserío del Pont d'Alentorn (31   habitantes en 2005), a la izquierda del Segre, y cerca de la casería , cerca del canal de Urgell se encuentra la antigua colonia industrial conocida como la Fábrica, construida en 1906. Después de su cierre en 1967 permaneció en estado de abandono hasta que en la década de 1990 se rehabilitaron las viviendas y se intalaron unas industrias.

 

Vilves , Collfred , Anya y Ramoneda

 

Al NE de la ciudad, a la izquierda del Segre, aguas arriba del Pont d’Alentorn, cerca del canal de Urgel, se encuentra el pueblo de Vilves (58 habitantes en 2005). La iglesia parroquial de Sant Clement es de origen románico, muy modificado posteriormente. Había pertenecido a Sant Pere de Àger. Está, dominando el pueblo, una torre de planta cuadrada, el antiguo castillo de Vilves, construido el siglo XI. La Fiesta Mayor se celebra en fecha variable después del segundo fin de semana de agost. En la segunda mitad del siglo XV el lugar, como Artesa, fue del señorío de Orfresina de Moncada, casada con Mateu de Moncada, y posteriormente perteneció al monasterio de Montserrat.

Al E de Vilves y del término, al pie de la montaña de Grialó, en la llanura de la izquierda del Segre, regada por el canal de Urgell, se encuentra el pueblo de Collfred (29 habitantes en 2005). La iglesia de Sant Martí, románica y de una sola nave, está junto a la de Sant Clemente deVilves. En 1592 la iglesia aparece inscrita en la colegiata de Sant Pere de Àger y del 1757 al 1806 en su arciprestazgo. El castillo de Collfred está documentado desde el siglo XIII. Collfred celebra la Fiesta Mayor el primer sábado de julio.

Al NW de Collfred, en la orilla derecha del Segre, está el pueblo de Anya (32 habitantes en 2005). La iglesia parroquial de la Virgen de la Asunción tiene portal adintelado y ábside semicircular; perteneció a Sant Pere de Àger. La Fiesta Mayor se celebra el tercer domingo de agosto. También se celebra una romería a la ermita de Sant Marc, y otra para la Segunda Pascua.

Un camino entre pequeñas manchas de bosque conduce, hacia el N, al lugar de Figuerola. También en el N de Anya está el despoblado de Ramoneda. Cerca del pueblo de Anya, en el lugar conocido por Mesquida, hay algunos restos de una antigua iglesia románica y de viejos sarcófagos.

 

Valle - llebrera y Vall- llebrerola

 

Al NW de Anya, a la derecha del torrente de Vall-llebrera o de Segués, al pie de la montaña de Sant Ermengol, está el pueblo de Vall-llebrera (35 habitantes en 2005). Con estructura de antigua “vila closa”, se accede por un portal adintelado. Consta sólo de una calle y una plaza con un portal y un balcón sobre el risco, desde donde se divisa un bello panorama hacia Montmagastre. El antiguo castillo de Vall-llebrera (siglo XVII) sirve de vivienda. Cerca de la carretera está el edificio donde estaba, antes de 1936, el ayuntamiento de Anya y que después sirvió de escuela y de vivienda para los maestros. La iglesia parroquial de Sant Ponç, de la que depende la de Vall-llebrerola, es del siglo XVI, con reformas posteriores.

Vall-llebrera llamaba antiguamente Mirandol, lugar documentado en 1053 en la dote de Sant Miquel de Montmagastre. El nombre actual parece que provenía del linaje que poseyó el lugar. Ramón de Vall-llebrera asistió al sitio de Lérida (1149). Anteriormente, sin embargo, en 1011 los canónigos de Montmagastre actuaron contra Berenguer Bernat de Vall-llebrera porque éste había querido apropiarse de la iglesia de Sant Serni, parroquia del castillo y lugar de Vall-llebrerola, el año anterior, cuando dicho caballero recibió en franco alodio el castillo de Vall-llebrera. Años más tarde, otro Berenguer Ramón de Valle-llebrera se quejaba al Prior de Montmagastre porque éste tenía en su poder la mencionada iglesia.

Aguas arriba de Vall-llebrera, a la izquierda del torrente de Segués o de Vall- llebrera, está la aldea de Vall-llebrerola. Se conserva el portal de acceso a la antigua “vila closa” y algunas casas utilizadas como segunda residencia. La iglesia de Sant Serni de Vall-llebrerola es románica, de una nave y ábside con arcos lombardos, del siglo XI. El antiguo castillo de Vall-llebrerola es de propiedad particular. Las iglesias de Vall- llebrera y de Vall-llebrerola pertenecieron a Sant Miquel de Montmagastre hasta el 1592 y después a Sant Pere de Àger.

 

Montmagastre , la Vedrenya y San Marcos del Batlliu

 

En el sector NE del término, al pie del cerro de Montmagastre, está el pueblo de Montmagastre . Fue una antigua “vila closa”, de la que queda el núcleo abandonado en las laderas de la colina. Destaca la calle de la Muralla, con un portal en su extremo. El Lunes de Pascua es tradicional que los habitantes celebren una romería en la ermita de la Mare de Deu de la Vedrenya.

La iglesia de Sant Miquel de Montmagastre está en la parte alta de la ladera sur de la montaña de Montmagastre. Fue la iglesia del monasterio de Montmagastre. Este, datado en 1011, consta como Abadía Canonical desde el 1085 y el 1098 ya estaba unido a Sant Pere de Àger, los Abades del cual se titulaba entonces abades de Àger y Montmagastre. Parece que el hecho de convertir la iglesia en canónica y de unirla a Àger fue obra de Arnau Mir de Tost. El 1068, Arsenda, esposa de Arnau Mir, dejó en su testamento una cantidad para fundar un hospital para peregrinos en Sant Miquel de Montmagastre. En el 1108 consta como Priorato , filial de Àger. En 1592 el Priorato de Sant Miquel de Montmagastre fue suprimido y sus rentas se integraron a la abadía de Àger. Entonces la iglesia de Sant Miquel se convirtió en parroquia, adscrita al oficial de Montclar (1.757-1.806). La iglesia de Sant Miquel, medio arruinada, es románica y fue modificada en el siglo XVII. El ábside, bastante alto, es semicircular. Hay una cripta subterránea y conserva restos de pinturas murales del siglo XIV .

En Montmagastre está la capilla de Santa Eulalia de Can Camats, de 1611.

Los escasos vestigios del castillo de Montmagastre se encuentran en la cima del cerro cónico aislado, desde donde se puede ver un panorama vastísimo. Está documentado en las fuentes árabes que el castillo fue asaltado, en 1003, por Wadih, general liberto de Abd al-Malik. Según Jaume Sobrequés, es posible que la expedición de catalanes a Córdoba del 1010 se concentrara para la partida en el castillo que ya estaba conquistado y el conde Ramón Borrell puso una guarnición. Entre 1023 y el 1026 el conde Berenguer Ramón I de Barcelona firmó un convenio con Ermengol I d’Urgell por el que este último se comprometía a ceder el castillo en feudo del barceloné. El 1041 lo poseía Arnau Mir de Tost por el conde de Urgell, que, a su vez, lo tenía por el de Barcelona. El 1131 era de los vizcondes de Cabrera, los condes de Urgell, que tuvieron varios castellanos. Habiendo sido pretendido, a causa de su estrategia, por los condes de Foix, el castillo fue cedido posteriormente por el conde Jaume II el Dissortat a su hermana Leonor, que sin embargo lo perdió. Fernando de Antequera, en 1415, lo cedió a su consejero y chambelán Ramón de Bages; en dicho documento se mencionan los términos de Vilves, Alentorn, Paracolls y Vall-llebrera , de dicho castillo. A finales del siglo XV era señor de Montmagastre Gaspar de Llordat, lugarteniente del vizcondado de Castellbò. En el siglo siguiente, la baronía de Montmagastre, que comprendía los lugares y las parroquias de Anya, Montargull, Alentorn, Folquer, Comiols, la Vedrenya, Sant Joan y la cuadra de Vall-llebrera, fue obtenida por Josep de Vilalba i de Guinard, del monasterio de Montserrat, a cambio del castillo de Vilalba. De los Vilalba la baronía pasó a los Meca de Barcelona, señores de Gospí,  a los Llorac, barones de Solivella, y los Despujol, marqueses de Palmerola.

El nombre de Montmagastre, según Joan Coromines, a partir de la forma Mamagastre, documentada, derivaría de mamma castro, que contendría la palabra mama o “mama" con valor orográfico. La c inicial de castro habría sonorizado por la unión constante con un elemento proclítico. Posteriormente, la influencia secundaria de “mons”, habría originado el topónimo actual.

Al SW de Montmagastre está la aldea y antigua parroquia de la Vedrenya, que fue parroquia de Sant Miquel. Existe la capilla de la Virgen de la Vedrenya, de romànico tardío. Se celebran dos romerías, una el Lunes de Pascua y el otro el 8 de septiembre, durante el cual se hace la tradicional reparto de panecillos. Al S deMontmagastre se encuentra el caserío diseminada de Sant Marc del Batlliu, con la iglesia homónima (que había sido llamada también de Sant Joan), construcción de época románica de estructura singular, que depende de la de Montmagastre. Se celebra una romería el último domingo de abril.

 

Montargull , Folquer y Comiols

 

Al norte del término, a la izquierda del torrente de Montargull (límite con el municipio de Vilanova de Meià), está el pueblo de Montargull (57 habitantes en 2005). Cerca está la iglesia parroquial de Santa María, edificada entre 1962 y 1969. El antiguo edificio, de origen románico, se encuentra arruinado.

Al N de Montargull en dirección al puerto de Comiols , existe la casería de Folquer (4 habitantes en 2005) con el castillo o Casa Gran de Folquer, y la iglesia de San Gili (antes Santa Creu). Junto a la carretera, en el lugar donde se cruzaba con el antiguo camino de Ponts a Tremp, está el hostal de Folquer.

El pueblo de Comiols (7 habitantes en 2005), con el núcleo principal abandonado y con la población diseminada, está situado en el extremo septentrional del término, en una loma, en la vertiente meridional de la sierra de Comiols. Están los restos del castillo (una torre circular de gran diámetro, con aparato pequeño, incluida en un recinto de ángulos romos), las casas, prácticamente abandonadas, y la iglesia de Sant Romà, románica, del siglo XI. Esta iglesia, junto con la de Folquer, integran la demarcación parroquial de Folquer y Comiols. Ambos sitios dependieron del antiguo Priorato de Montmagastre y más tarde de la canónica, después arciprestazgo, de Sant Pere de Àger hasta el 1873. Fueron filiales de la parroquia de Montargull hasta 1892.

Dentro del término parroquial de Folquer y Comiols se encuentra la capilla románica de Sant Esteve de Paracolls, muy deteriorada, enriscada cerca del barranco de Peracolls. Entre otras casas de la parroquia se pueden mencionar la Colomina, las Torres de Folquer y Santa Creu.

 

Baldomar

 

El pueblo de Baldomar (334 m, 127 habitantes en 2005) está a la derecha del Río Boix, antes de su confluencia con el Segre. La iglesia parroquial de la Asunción de Baldomar, de origen románico, es un edificio heterogéneo, debido a las diferentes etapas constructivas que le han dado forma. El esquema de la planta está definido por una nave sin ábside, cubierta con bóveda de cañón apoyada sobre arcos torales y formeros. Junto al N hay otra nave, más corta, probablemente añadida más tarde. Junto al S tiene capillas laterales abiertas en el muro mediante arcos formeros. Una cornisa sin fin constructiva separa la vuelta, que sigue la tradición del siglo XIII. El elemento más relevante del exterior es la fachada, que integra un campanario convertido posteriormente en una torre cuadrangular. El cuerpo bajo de la fachada, de sillares, es de una gran sobriedad. El acceso es una apertura de arco de medio punto adintelado, apoyado sobre impostas con molduras de aire clasicista, similares a las que hay en los pilares interiores de la iglesia. Sobre el portal hay un ojo de buey y, en medio, una pequeña hornacina formada por columnas helicoidales que sostienen un frontón triangular. Tanto la fachada como el campanario hacen pensar en una reforma constructiva, que probablemente es del siglo XVI, y, por tanto, de época más avanzada que la de la nave central. Se conservan restos de la antigua muralla.

El pueblo dispone del Museo Arqueológico y Paleontológico, el fondo patrimonial del cual incluye arqueología, paleontología y mineralogía local, cerámica prehistórica, medieval y de los siglos XVII y XVIII, además de una colección de fósiles. Se celebra la Fiesta Mayor el último sábado de agosto.

Baldomar constituyó un municipio hasta después de 1920 junto con los pueblos d Vernet, Clua de Meià y Vall d’Ariet. Desde el siglo XI perteneció al marquesado de Camarasa.

 

Vernet , la Clua de Meià y el Vall d’Ariet

 

Al NW del centro municipal, a la derecha del Segre, está el pueblo de Vernet (42 habitantes en 2005), con su iglesia parroquial de Santa María, románica, con modificaciones posteriores. Es de una nave, con capillas añadidas, cubierta con bóveda de cañón. El ábside está ocultado exteriormente por varias construcciones adosadas. Cerca de la iglesia se encuentran los restos del castillo de Vernet. El 1034 el lugar fue conquistado por Arnau Mir de Tost, en 1204 pertenecía a Guerau de Cabrera y desde el 1387 fue del marquesado de Camarasa. Se celebra la Fiesta Mayor el día antes de Sant Joan.

El pueblo de la Clua de Meià (19 habitantes en 2005) es el NW del término, en una cuesta en la izquierda del barranco de la Clua o de Catarena , que nace en el collado de Orenga y desagua en el Río Boix. Destaca la elaboración artesanal del queso de cabra. Están las ruinas del antiguo castillo de la Clua, mencionado en tiempos de Arnau Mir de Tost . La iglesia de Sant Julià, agregada a la parroquial de Baldomar, es de origen románico. No muy lejos está la capilla troglodítica de Sant Martí.

En el extremo más noroccidental del término, en la vertiente oriental de la sierra de Sant Mamet, a la derecha del arroyo de Clua de Meià, está el despoblado del Vall de Ariet. Hay restos del antiguo castillo de Ariet, con una torre del siglo XI que la gente llama castillo de los Moros. En el interior de esta torre, está el ábside de la iglesia de Sant Salvador, llamada también capilla de Sant Nicolau de Paneres, mencionada por primera vez en el año 1080. Junto al cementerio se encuentra la antigua iglesia parroquial de Sant Bartomeu, románica, con tres ábsides formando cruz y un friso que desde el arco triunfal sigue al ábside. Hay un arco toral sobre columnas circulares con capitel. Cerca del pueblo se encuentra la capilla de Santa María.

 

Los restos arqueológicos

 

Dentro del término de Artesa de Segre se han encontrado diversos restos arqueológicos de antiguas culturas. En la Espluga Negra hay del neolítico, estudiadas por Joan Maluquer de Motes. En el robledal de Vernet han aparecido talleres de sílex, y en la sierra del Bac, en el límite entre Artesa de Segre y Vilanova de Meià, se han encontrado varios dólmenes. A mediodía del pueblo de Alentorn, está el llano de las Vidues, donde hay sepulturas excavadas en la roca sobre una cueva.

Un importante yacimiento arqueológico es el pueblo ibérico de Antona, en Vernet, situado sobre una colina (432 m) rodeado por un meandro del Segre, que fue descubierto en 1960 por J. Maluquer de Motes. Se trata de un poblado fortificado y encumbrado que controla un importante paso natural, y constituye una buena defensa contra posibles invasiones procedentes del otro lado de los Pirineos. Al comienzo de la Edad Media mantuvo esta finalidad como punto de avanzada de las fuerzas cristianas del Alt Urgell frente a los núcleos musulmanes de Balaguer, hasta que la conquista de Àger y la ocupación de Camarasa lo hizo innecesario. Este poblado ibérico está defendido por dos murallas, una por el lado N y la otra por el W, mientras que un gran risco y los desniveles lo aíslan por otros lados. La parte más alta, que constituye una verdadera acrópolis, está rodeada por una muralla de piedras, lisa, de 125 m de longitud aproximadamente, con una sola puerta. Mucho más baja, en las laderas N y W, hay una segunda muralla , de composición externa muy cuidada, de piedra y cal blanda, que en algún punto tiene más de 4 m de altura. Está reforzada, al menos, con 4 torres, de planta cuadrada. La construcción medieval de la cima está formada por un edificio de planta rectangular, donde se observa el uso de “opus spicatum”. Está formado por dos cámaras rectangulares en los extremos, unidas por construcciones rectilíneas que proyectan en el centro dos terrazas a N y S. Las paredes están hechas del mismo mortero de cal blanda de la muralla baja, de la cual no se puede precisar, en el estado actual, si es de construcción medieval o bien es fruto de una restauración posterior.

En todo el recinto del poblado han recogido materiales arqueológicos, principalmente alfarería y objetos de piedra. Se ha encontrado cerámica de tradición antigua fabricada a mano, cerámica ibérica lisa o pintada hecha con torno, cerámica campaniana e incluso romana de paredes finas y terra sigillata. Se han encontrado también molinos de piedra, braquiformes y circulares, percutores y manos de mortero ibéricas, además de hachas neolíticas y monedas.

En Montargull cabe destacar una necrópolis de tumbas de losas de la época medieval.

En el año 2000, se localizaron un centenar de huellas de dinosaurios en un camino de roca del término municipal de Artesa de Segre, que ocupan un espacio de 300 m de longitud.

 

la historia

 

En una fecha comprendida entre los años 1018 y 1026 el conde Berenguer Ramón I de Barcelona enfeudó a Ermengol II de Urgell, entre otros, el castillo de Artesa; uno de los firmantes del documento fue Arnau Mir de Tost, de quien, en 1038, está documentado que había obtenido por conquista el castillo de Artesa de Segre. Seguidamente se cultivaron los lugares de Vilves, Baldomar, Foradada, Anya, etc. El 1068 Arsenda , esposa de Arnau Mir deTost , por su testamento dejó el castillo de Artesa a su nieto Guerau Ponç y a su hija Letgarda, casada con Ponç Guerau de Cabrera; también por su testamento, aquella dama hizo una donación a la iglesia de Santa María de Artesa y dispuso un capital censal para la fundación de un hospital en Artesa de Segre. Así, el castillo de Artesa fue del señorío de los vizcondes de Cabrera hasta que, debido a su rebeldía reiterada contra la corona, en julio de 1,191, el rey Alfons II desde Barbastro concedió a Ramón de Cervera la posesión del castillo de Artesa. Sin embargo, habiéndose hecho insostenible la situación de Ponç de Cabrera, su esposa Marquesa consiguió, en 1194, que este accediera a someterse al soberano, sumisión que tuvo lugar en Poblet. Entonces Gombau de Ribelles, hombre del conde de Urgell, consiguió que el monarca confirmara a dicho Cabrera la donación del derecho reservado que hizo a Ramon de Cervera de los castillos de Artesa, Montsonís, Foradada y Montclar. El 1205 el vizconde Guerau de Cabrera, hijo de Marquesa d’Urgell, hizo testamento por el que dispuso que fueran vendidos los castillos de Artesa, de Montmagastre y de Comiols. Parece que entonces el castillo de Artesa fue adquirido por Ribelles.

Durante la guerra contra Joan II, en una carta dirigida por Joan Agulló (síndico y concejal jefe de Lérida) a los diputados del General consta que entonces, en junio de 1462, el castillo de Artesa, acosado por el enemigo, estuvo a punto de rendirse. Agulló, desde Cervera, notificaba también que los que han venido a la villa de Artesa de Ribelles habían robado a la iglesia y se habían llevado la custodia con el Corpus.

En 1486 era señora de Artesa Orfresina de Moncada, viuda de Mateu de Moncada e hija de Guillem Ramón (III) de Moncada. Parece que la señoría del lugar le vino de su madre Margarida de Ribelles. Unos cuantos años antes su marido, Mateu, había promovido disturbios en la villa de Artesa, por cuanto pretendía que se le rindiera homenaje. Desde la desmembración del condado de Urgell (1.414), Artesa perteneció a la veguería de Cervera. Al comenzar el siglo XVI la señoría del lugar de Artesa pertenecía al monasterio de Montserrat.

 

La villa de Artesa fue fortificada durante la primera guerra Carlista. Según Pascual Madoz en 1837 se construyó una muralla de tierra, aspillerada, que la rodeaba, y arriba en la colina donde había los restos del antiguo castillo de Artesa se construyó el fuerte de Sant Jordi. También se usó como lugar fortificado, la casa de la Granja, que era pertenencia de Montserrat.