NATURALEZA



El Rio Segre ha abandonado el pantano de Camarasa y poco después inicia el de Sant Llorenç.


Dos farallones a ambos lados del cauce del Segre tienen funciones de vigía y son la pueta de acceso norte al pantano de Sant Llorenç.


Altas montañas rocosas sirven de refugio a la población.


Gran pared vertical a la entrada al pantano por su parte norte.


Las paredes rocosas y muy verticales son muy abundantes en toda la zona.


Los acantilados acompañan el cauce del Rio Segre convirtiendose en un circo que alberga el pantano y pueblo de Sant Llorenç de Montgai.


Fantásticas agujas casi gemelas que son las guardianas del Segre.


El pantano de Sant Llorenç en el Rio Segre fué construido en el año 1935 por la Canadiense (Compañia que trajo la luz eléctrica a Catalunya.

 

Fuente cerámica de Sant Llorenç.


Al transitar entre el pantano y las altas paredes verticales de roca siempre podremos observar alguna persona aventurandose practicando la escalada.