NATURALEZA



Vista de la población de Granyena de les Garrigues desde su vertiente este.


La Vall Major es el barranco que alimenta de agua a Granyena. Bordea el pueblo por el Sur.


Las construcciones tanto de piedra como en piedra es muy abundante en la zona. Aquí tenemos un depósito de cereales "sitges" enclavado en la roca junto a la salida de la población.


El agua era un bien escaso. Todos los pueblos disponian de varias fuentes. Todas tenían un apartado para las personas y un abrevadero para los animales.

Una piedra solitaria y enorme situada junto a la carretera es uno de los símbolos más conocidos de Granyena.