Vista aerea de Juncosa
Vista aerea de Juncosa

JUNCOSA DE LES GARRIGUES



AYUNTAMIENTO DE JUNCOSA


PLAÇA MAJOR, 6   25165  JUNCOSA


TEL.  973 128004


ajuntament@juncosa.cat



 

 

Juncosa 

 Población: 504 h

Extensión : 76 km2
Coordenadas UTM : 3141 x 45825 y

Situación y presentación


El término municipal de Juncosa, de 76,36 kms cuadrados, se encuentra en el extremo meridional de la comarca, en contacto ya con el Priorat. El municipio cambió su nombre por el de Juncosa de les Garrigues en 1937. Limita con los términos garriguenses de Bellaguarda ( SW), la Granadella y els Torms (W), el Soleràs (NW), Albagés (N), Cervià de las Garrigues (NE), la Pobla de Cérvoles (E), y con los de Ulldemolins (SE) y Margalef ( SW ), que ya pertenecen a la comarca tarraconense del Priorat. El único núcleo de población del municipio es el pueblo de Juncosa, pero también hay que mencionar los despoblados de la Sisquella y de Vall de Reig.
Morfológicamente tiene dos grandes unidades: la del N del pueblo de Juncosa, que forma parte de la plataforma garriguense , los desniveles de la cual han sido corregidos en parte por los ramales donde se han plantado los cultivos, y la del S, accidentada por las estribaciones de la sierra de la Llena, boscosa y accidentada, con bancos de areniscas y conglomerados. De este sector bajan los arroyos que desembocan en el Segre (Vall Major o arroyo de Juncosa, que desagua cerca del pantano de Vila- sana) y de otras secundarias como el arroyo de la Sisquella, o la de Vall de Salt de la Cova Salina.
Las principales vías de comunicación son la carretera local de Albatàrrec (donde enlaza con la carretera estatal de Tortosa a Lleida) en Juncosa y que llega al extremo S del término enlazando con la de Reus a Fraga, que recorre el límite con Ulldemolins, y la carretera local de Juncosa al Albagés, donde enlaza con la de Flix a Bellpuig y que continúa hacia el S hasta cerca de la Granadella.

La población y la economía


Los censos de población más antiguos se remontan al 1365,  en el que se registraron 51 fuegos, al 1378, con 35 fuegos, y el 155, que bajaron a 16. El siglo XVIII se inició con una cifra muy baja (63 habitantes en 1718) que fue creciendo hasta llegar a los 442 habitantes de 178. el aumento continuó en el siglo siguiente (600 h en 1830, 660 h en 1842, 1078 h en 1857 y 1148 h en 1887). Volvió a remontar hasta una cantidad máxima de población al iniciarse el siglo XX (1244 h 1900). El importante incremento que se observa hasta el inicio del siglo XX es paralelo al de la importante expansión del olivo. El resto del siglo presenta una constante pérdida de habitantes que no se detiene: 1.137 habitantes en 1920, 1131 h en 1936, 1011 h 1940 y 1005 h en 1950. Más adelante los datos de población se sitúan por debajo del millar de habitantes: 815 h en 1960, 695 h en 1970, 638 h en 1981, 585 h en 1991, 547 en 2001 y 551 en 2005.
La superficie cultivada está dedicada prácticamente toda al cultivo de secano. El término municipal de la Juncosa no entró dentro del área de regadío del canal Segarra-Garrigues (en construcción). Los principales cultivos del municipio son los olivos y los almendros, pero también hay una cierta producción de cebada y árboles frutales (avellanos, manzanos y perales). En cuanto a la ganadería, ésta es un buen complemento para la economía del municipio . Se dedica básicamente a la cría de ganado vacuno, porcino y aves de corral . La Cooperativa Agrícola Sant Isidre, fundada en 1945, tiene un molino de aceite (su producción recibe denominación de origen Les Garrigues) y comercializa las almendras.

El pueblo de Juncosa


El pueblo de Juncosa se
encuentra a 575 m de altitud, en un cerro entre dos valles afluentes que forman el arroyo de Juncosa o Vall Major al N. Preside el casco antiguo, que conserva importantes vestigios de las murallas medievales, como también uno de los portales de acceso del siglo XIV, la iglesia parroquial de la Natividad de Santa María, de fachada y torre neoclásicas, interior de tres naves, barroco, con un nuevo retablo que es una réplica del destruido en 1936. En 1992 se inició el acondicionamiento del tejado, la consolidación de la estructura y la restauración de las pinturas de los evangelistas de la cúpula. Quedan casas antiguas como el antiguo convento de las hermanas de la Sagrada Familia, situado en la plaza Mayor, que ha sido remodelado para que sea la sede de un complejo polivalente. En uno de los porches existentes en la parte más antigua del pueblo hay un agujero que, según dice la tradición , es donde Dios clavó la punta del compás para dibujar el mundo. En 1997, en la plaza del Medio del Mundo, se construyó un monumento de piedra que refleja esta leyenda.
La Fiesta Mayor de Juncosa se
celebra por Sant Isidre, el 15 de mayo, con procesión, ofrenda floral y comida colectiva a base de coca de recapte. Para la Natividad de la Virgen, el día 8 de septiembre, se celebra la otra Fiesta Mayor. En esta ocasión también se hace procesión, ofrenda floral y una sardinada comunitaria. Durante el mes de julio el ayuntamiento organiza una semana cultural.

Otros lugares del término


El despoblado de la Sisquella se encuentra unos 3 km al N del pueblo; queda sólo el pequeño santuario de la Virgen de la Sisquella, donde se venera la imagen de la Virgen; cerca de él hay un arco apuntado del siglo XII solitario, que evoca el de Adad, quizás del primitivo templo. Este lugar había sido repoblado en 1197 por Gibert, colonizador de Albagés, y pasó después al dominio de Poblet. A mediados del siglo XIV tenía 10 fuegos y estaba habitado en 1635, pero en 1708 ya era un término destartalado. El valle de la Sisquella afluye al río Set a l´Albagés.
El despoblado de Vall de Reig está al N del pueblo, también cerca de un valle afluente del río Set, al borde de l’Albagés. Conserva restos del antiguo castillo de Vall de Reig. Repoblado antes del 1226, pertenecía al monasterio de Poblet en el siglo XIV y se encontraba deshabitado a comienzos del siglo XVIII. Dentro del término municipal, a unos 2 km de la población, se encuentra el santuario de Sant Joan, donde hasta la mitad de la década de 1980 era tradicional ir en procesión por la Fiesta Mayor de mayo.

la historia

 


Parece que en la primera repoblación del amplio término de Castelldans, que en los días de la conquista llegaba a la sierra de la Llena, el lugar de Hortó, al que Guillem de Cervera junto con Bernardo de Montpaó otorgó carta puebla el 1181 (a favor de Pere Ballester i Arsenda y con el compromiso de establecer unas nuevas 10 familias), corresponde a lo que después sería Juncosa (según cree Font i Ríus), de acuerdo con las confrontaciones que da el documento de la carta.
Cuando ya en 1224 el monasterio de Poblet adquirió la baronía del Soleràs, con els Torms y Juncosa, éste era ya el nombre del pueblo, y en la carta de franquicias del Abad Ramon de Cervera, 1225 , Juncosa aparece con 60 familias, cifra muy respetable en la época ( los otros dos lugares tenían 7 y 8 familias). La población tuvo un castillo ( no consta en la primera carta puebla del 1181) y un papel destacado en la historia de la baronía por su mejor situación estratégica, en el camino del Camp de Tarragona a Lleida por la sierra de la Llena . La jurisdicción de Poblet se mantuvo, con la plena jurisdicción desde el siglo XIV  hasta el fin del Antiguo Régimen.
El mando militar de les Borges Blanques mandó fortificar el pueblo durante la Guerra de los Segadors (1647) y guardar los portales. Ya en la guerra de la Independencia, el somatén de Juncosa y los miquelets de la Granadella y Vinaixa tuvieron un papel destacado en los combates del Arboç, Mequinenza , el cuello de Alforja , Torres de Segre , Prades y el bosque de Poblet y Vilafranca del Penedès. En 1809 un destacamento francés se apoderó de Prades y se enfrentó con los combatientes de l’Albagés cerca de Juncosa (la represión francesa fue muy dura, y fueron ejecutados Piqué de els Torms y Pere Joan Flix y Antoni Duran de El Soleràs). En la primera guerra Carlista, el cabecilla carlista Ramón Arbonès, después de tomar les Borges y Arbeca, intentó entrar en Juncosa, donde la guarnición liberal lo impidió, pero posteriormente la población cayó en manos de Rafael Tristány. La tercera guerra Carlista coincidió con el terrible aguacero de Santa Tecla (1874), que fue tan fuerte que arrastró algunos de los combatientes carlistas de la sierra de la Llena (refugiados en la Cueva Calderera).