Vista aerea de la Pobla de Cèrvoles
Vista aerea de la Pobla de Cèrvoles

LA POBLA DE CÈRVOLES



AYUNTAMIENTO DE LA POBLA DE CÈRVOLES


PLAÇA DE SANT MIQUEL, 9   25471  LA POBLA DE CÈRVOLES


TEL.  973 175152


ajuntament@poblacervoles.cat





 

La Pobla de Cérvoles

 

Población: 257 h

Extensión : 62 km2

Coordenadas UTM : 3258 x 45818 y

 

Situación y presentación

 

El término municipal de la Pobla de Cérvoles , de 61,92 kms cuadrados de extensión , se encuentra en el sector suroriental de la comarca , en el límite con el Priorat y la Conca de Barberá, en la parte más alta y accidentada de la plataforma garriguense , en las laderas septentrionales de la sierra de la Llena . Limita con los términos garriguenses del Vilosell y L'Albi al E y NE , Cervià de les Garrigues al N y NW , Juncosa a la W , y con el de Ulldemolins ( Priorat ) al SW y S y Vilanova de Prades (Tarragona ) al SE . La Pobla de Cérvoles es el único núcleo de población del término que no tiene censada población diseminada .

La colina de la Abella ( 1002 m ) , en el extremo SE, es uno de los puntos culminantes de la sierra de la Llena , y entre éste y la Tossa , del vecino término del Vilosell, nace el río Set , que forma toda la frontera nororiental del término, y pasa entallado profundamente entre los bancos de areniscas y conglomerados . A diferencia de otros municipios de la comarca, este tiene una rica red hidrográfica . Así , el río Set recibe varios barrancos que drenan también el término, como el del Mas de Perol , en la cabecera ; el de la Coma Fumada, junto con el de San Juan de la Escala , al que aportan sus aguas al de Obredes y el del Forn, en el sector cercano al vecino núcleo de Cervià de les Garrigues; el de Gotell, en el sector NW del término, que recibe las aguas del Roig, del de las Garrigues en el sector más inicial, y el del Bou y el del Rivet en el tramo medio. Todos estos cursos descienden de la sierra de la Llena.

La única vía de comunicación es la carretera local que conecta por un lado la Pobla de Cérvoles con el Albi, desde donde enlaza con la N-240, de Tarragona a Lleida , y con la autopista AP-2, de Barcelona a Lleida. Hacia el S enlaza con la carretera de Reus a Lleida por la Granadella. Hay una pista que une la Pobla de Cérvoles con el Segrià (Utxesa ) y sigue inicialmente el valle del río Set , pasando por localidades como Cervià de les Garrigues o el Cogul . Tiene interés paisajístico la carretera de Ulldemolins, que asciende a la sierra de la Llena.

 

La población y la economía

 

Para encontrar los censos de población (pobletans) más antiguos hay que retroceder al censo del 1365, que registra 15 fuegos, y el del 1553, que ya había subido a 22 . La demografía moderna sigue la tendencia general de la comarca: incremento notable en el siglo XVIII (de 98 habitantes en 1718 a 514 h en 1787) y posteriormente, crecimiento con altibajos (400 h en 1830, 359 h en 1842, 727 h en 1857 y 730 h en 1860), hasta llegar a una cifra máxima de 868 h en 1887. a partir de este momento asistimos a una pérdida de población constante: se inició el siglo con un retroceso que sitúa la población en 790 h en 1900, 748 h en 1920, 696 h en 1936, 551 h en 1940, 458 h en 1950, 314 h en 1970, 231 h en 1981 y 207 en 1991. Desde finales del siglo XX, sin embargo, la tendencia demográfica se ha invertido y actualmente es positiva : 224 h el 2001 y 250 habitantes en 2005.

La zona montañosa, en el sector meridional del término, está ocupada en gran parte por el bosque y la maleza. En el resto de territorio, más llano, se desarrollan los cultivos, principalmente del olivo , los almendros y la vid , incluida en la denominación de origen Costers del Segre. Otros cultivos son los cereales (cebada) y los avellanos. Las partidas de tierra son la Coma Fumada o, simplemente, la Fumada, Coll Roig, el N ; las Comes de Poblet, la Argila, les Sorts, el Coll de la Astrugueta y el Forn de Calç, al W; y las de Sant Joan, Serra y las Escaletes, al S. El sector septentrional del término queda dentro de la red de regadío del canal Segarra-Garrigues (en construcción . En cuanto a la ganadería destaca la cría de aves de corral. Se ha producido también un aumento de la cunicultura y de la apicultura. La Cooperativa del Campo San Isidro Labrador, fundada en 1946, se dedica a la elaboración de aceite con denominación de origen Les Garrigues. También debemos destacar las Bodegas Cèrvoles y Mas Blanch i Jové que elaboran vinos de alta calidad con Denominación Costers del Segre.

 

El pueblo de la Pobla de Cérvoles

 

El pueblo de la Pobla de Cérvoles se alza a 663 m de altitud, en el sector meridional y montañoso del término, al pie de una colina donde se levantaba el antiguo castillo. El casco antiguo, centrado por la plaza Major y la calle Major, conserva callejuelas medievales y antiguos edificios señoriales.

La iglesia parroquial (siglo XVIII) está dedicada a la Virgen de la Junquera, patrona de la población, y en el interior se encuentran los restos de la primitiva iglesia románica, construida por los primeros pobladores. En el siglo XV se construyó un nuevo templo que es parte del actual, reformado y ampliado en el siglo XVIII (las obras comenzaron en 1728 y terminaron en 1731). El retablo del altar mayor, obra de Lluís Bonifàs, era una talla de madera de estilo barroco; la decoración en oro y jaspe era obra de Josep Fabregat. La imagen de la Virgen de Junquera fue entronizada en su camarín en 1732, el cual fue decorado y pintado por el maestro Josep Juliá. Un órgano de estilo barroco, con la caja y los montantes de madera tallada muy decorada , obra de Luis Bonifàs, estuvo instalado en 1750. En el campanario hay un reloj que data del 1780 y se conserva toda maquinaria, los pesos y las cuerdas.

En opinión de varios historiadores, en un antiguo casal de la Pobla vivió una comunidad eremítica (siglo XII) que, como en otros lugares, seguían al carismático Ramón de Vallbona, el cual, al hacer donación de los derechos de Cérvoles al monasterio de Poblet, se retiró junto con las mujeres de esta comunidad a Vallbona.

A unos 3 km en dirección al Vilosell, hay un Arborètum, de unas 10 ha, que inició Francesc Barberá. Es un jardín formado por árboles y arbustos experimentales o de repoblación y de colección.

En el pueblo existe el Ecomuseo del Aceite, situado junto al ayuntamiento en el antiguo Molino de la Sociedad (siglo XVIII) y reconstruido en 1995; allí se conservan las dos piezas más notables de la almazara originario, el molino, formado por dos grandes piedras, y la prensa de viga, y utensilios diversos. Una serie de paneles explican y describen los aspectos más importantes relacionados con la obtención del aceite (cultivo, cosecha, prensado, etc.).

La Fiesta Mayor de la Pobla se celebra el sábado antes de la Virgen de Agosto. Aunque la festividad de la Virgen de la Junquera, patrona de la Pobla, sea el 8 de septiembre, es tradición que su fiesta se celebre los días 21 y 22 de noviembre. Se trata de un voto del pueblo que retrocede a los tiempos de Felipe IV y concretamente al momento del saqueo de la población a manos del duque de Alba. En 1992 se celebraron los 350 años de ese voto y con este motivo se editó el libro de Anton Bundó y Nin titulado Santa María de la Junquera. Posteriormente al voto de pueblo hecho a la Virgen, la zona sufrió fuertes sequías y se hicieron procesiones para pedir lluvia, a las que se añadió mucha gente de los pueblos vecinos. Por este motivo, aún hoy día, el 22 de noviembre, en el llamado besamanos y a la ofrenda de flores que los pobletans dedican a su patrona, se añade numerosa población de los municipios vecinos. Una creencia bien arraigada en la Pobla de Cérvoles es que el mismo día 22, a las 12 del mediodía , y por única vez al año, un rayo de sol entra en el camarín de la Virgen y le ilumina el rostro. A lo largo del año se programan conferencias, conciertos, ciclos de cine, etc.

 

la historia

 

El castillo y el lugar de Cérvoles eran, al inicio de la repoblación de las Garrigues, de la poderosa casa de los Cervera. En los documentos antiguos aparece con el nombre de Sórboles y había formado parte , con el Vilosell, de las tierras limítrofes del valiato de Siurana. Dentro de la tradición eremítica de la sierra de Montsant y la sierra de la Llena, en 1157 Ramón Berenguer IV dio lugar al ermitaño Ramon de Potelles, más conocido como Ramón de Vallbona, para fundar una abadía benedictina (él y sus compañeros podían disponer de la tierra que podían arar seis toros y aprovechar el río Set para regar y para establecer un molino), pero el intento no tuvo éxito, probablemente debido a las presiones del cada vez más poderoso monasterio de Poblet, cisterciense y cercano, que consiguió que en 1163 Guillem de Cervera (señor de Juneda y Cérvoles) y su esposa Ermessenda (la futura primera abadesa de Vallbona de les Monges) dieran al monasterio el lugar y el término del castillo de Cérvoles (el documento de donación sitúa el lado de mediodía del término a la torre de la Llena, los interesantes restos de la que se pueden ver en una casa de campo que hay cerca de las crestas de Blai, ya en Ulldemolins, cerca de la carretera a la Granadella, se trata muy probablemente de un antiguo recinto fortificado ya en época anterior a la dominación de los árabes). El monasterio de Poblet, al entrar en posesión de este término , al que añadió la partida de la Coma Fumada en 1179 (al N del término, cerca del río Set), destinó estas tierras a granjas o graneros de sus posesiones del Urgell, y desde el principio del siglo XIII inició su colonización y la repoblación. Del 1208 al 1216, los abades Pere de Cortacans y Arnau de Filella otorgaron numerosos establecimientos en la granja de Sórboles, que había pertenecido a Ramón de Vallbona. Con las concesiones de Arnau Punyet, repoblador por encargo de Poblet, a un grupo de cinco familias , en 1236, se constituyó el primitivo poblado de Cérvoles con carácter permanente. El 1271 el Abad Arnau de Oliola concedió a otras familias procedentes del Vilosell, en una nueva carta, otras tierras de las granjas antes dichas de Sórboles y de la Coma Fumada, origen de la actual Pobla de Cérvoles (el sitio primitivo de Sórboles corresponde al lugar donde luego se levantó la ermita de la Junquera) .

Desde el 1229 se encuentra documentada la entrada en Poblet de productos agropecuarios de esta zona, y hacia el 1303 el monasterio arrendó varias piezas de tierra del término de la Pobla y de la granja vecina de la Fumada a varios particulares (los arrendatarios, además de 3.500 sueldos de entrada debían entregar al cenobio el diezmo, la primicia y la novena parte de los frutos).

Hacia el 1381 la Pobla de Cérvoles tenía 15 fuegos y la Fumada sólo 6, y más al S, sobre los caseríos, estaba el castillo, entonces ya abandonado, que había formado parte del primitivo término islámico de Cérvoles (hoy sólo queda el nombre en la partida del Castell). Los hombres de estas granjas prestaban homenaje al Abad de Poblet, al menos está documentado desde el 1316, en tiempos del Abad Copons, y en 1334 el infante Ramón Berenguer, hijo de Jaime II y entonces conde de Prades , vendió al mismo Abad por 20.000 sueldos el mero imperio que ejercía sobre la Pobla de Cérvoles, la Fumada y el Vilosell, lugares que Jaime I había incluido en la veguería de Lleida.

 

En tiempos de Joan II, el Vilosell y la Pobla contribuyeron (1469) a la finalización de las murallas, torres reales y portal del monumental cenobio y la vida de la Pobla de Cérvoles, hasta el fin del Antiguo Régimen, vivió bajo la señoría de Poblet (con los consiguientes pagos de censales, homenajes, derechos señoriales , contribución de hombres y bienes, visitas abaciales, etc), mientras que la Coma Fumada pasó en 1415 a poder de unos arrendatarios que se limitaban a pagar un censo, es decir, que dejó de ser una granja cisterciense típica. Sufrió las vicisitudes de las guerras y calamidades (sabemos que en 1591 los “nyerros” entraron en la Pobla), y en el siglo XVIII se inició una época de prosperidad