Vista aerea de Vinaixa
Vista aerea de Vinaixa

VINAIXA

 

 

AYUNTAMIENTO DE VINAIXA

 

PLAÇA DELS ÀRBRES, 2   25440 VINAIXA

 

TEL.  973 175722

 

ajuntament@vinaixa.cat

 

 

Vinaixa

 

Población: 607 h

Extensión : 38 km2

Coordenadas UTM : 3309 x 45885 y

 

Situación y presentación

 

El término municipal de Vinaixa, de 37,60 kms cuadrados, se encuentra en el sector suroriental de la comarca, en contacto ya con la Conca de Barberá, y dentro de un paisaje que se ha calificado de Segarra. Limita con los términos de la Conca de Barberà de Vimbodí y Vallclara (SE), y con los garriguenses del Vilosell (SW), Albi (W), Les Borges Blanques y la Floresta (NW), los Omellons (N), l’Espluga Calba (NE), Fulleda y Tarrés (E). El pueblo de Vinaixa es el único núcleo de población agrupada del término, que comprende también el santuario de Sant Bonifaci y el despoblado de Corregó. Este último, ya en el límite del término con Vimbodí (SE), da nombre a la sierra donde se encuentra asentado. El topónimo de la población es evidentemente árabe (del nombre propio Ibn - Aysa).

Vinaixa comprende la cabecera de la Riera Brugosa o de Vinaixa, que nace al S del territorio, en el sector montañoso (pla de la Cogula) que forma la divisoria (sierra de Corregó ) de las cuencas del Segre y del Francolí, drena las tierras en dirección SN, y ya en les Borges toma el nombre de torrente de la Femosa (afluente el Segre). Los relieves tabulares calcáreos están cubiertos en las partes altas, hasta 685 m, por bosque y matorral, y los sectores donde afloran bancos arcillosos, los bancales, han sido aprovechados por sembrados y los olivos, mientras que en las hondonadas más húmedas hay algunas viñas.

Los ejes tradicionales de comunicaciones han sido la carretera N-240 de Tarragona a Lleida, y la línea del ferrocarril de Tarragona a Lleida, que se cruzan a poniente del pueblo. Desde el pueblo sale una carretera local que comunica Vinaixa, por un lado, con l’Albi y Cervià de les Garrigues, y por otro con el Vilosell y la Pobla de Cérvoles. A mediodía del pueblo, atravesando el sector meridional del término, pasa la autopista del Ebro AP-2. También atraviesa el término el tren de alta velocidad Madrid-Barcelona.

 

La población y la economía

 

Los censos de población (Vinaixencs) más antiguos son del siglo XIV, época en la que había un gran número de población, tal como lo pone de manifiesto el censo del 1365, que otorga a Vinaixa 100 fuegos. En el censo del 1381 habían bajado a 58 fuegos, cifras que la hacen en estos años la segunda población , después de Verdú en los dominios de Poblet. La población moderna tuvo un proceso demográfico positivo hasta 1920, y desde entonces la disminución ha sido constante. En 1553 había 55 fuegos, y durante el siglo XVIII se pasó de 142 habitantes en 1718 a 423 h en 1787. La evolución del siglo XIX, aparte una pérdida en 1842  (224 h), es totalmente ascendente: 450 h el 1830, 955 h en 1857, 956 h en 1860, y llega a superar el millar de habitantes en 1887 (1.037 h). El siglo XX se inició con 1.103 h en 1900 y llegó al máximo de 1.123 horas en 1920. A partir de ese momento el descenso ha sido progresiva: 1037 h en 1936, 944 h en 1940, 955 h en 1950, 867 h en 1960, 791 h en 1970, 764 h en 1975, 759 h en 1981, 727 h en 1991, 614 h en 2001 y 607 habitantes en 2005.

El municipio tiene un importante sector forestal donde predominan los pinos. En cuanto a la agricultura, los olivos son el principal cultivo del término, seguido por almendros, la viña (denominación de origen Costers del Segre) y los cereales, sobre todo la cebada. Las partidas del término son las Comes , Barrils, San Bonifaci y Teixeres, al N y NE, y los Carros, la Coma, Comaensegarra y las Pedreres, al E, S y W. La ganadería de Vinaixa complementa la agricultura; predomina la cría de aves de corral. La Cooperativa del Campo de Vinaixa (1945), entre otras actividades, comercializa el aceite (aquí tiene la denominación de origen Les Garrigues) y el vino. Se celebra mercado semanal el jueves. El término de Vinaixa está incluido parcialmente en el área de regadío del canal Segarra-Garrigues (en construcción).

Una industria tradicional de este municipio es la explotación de gres, con denominación de origen Piedra Arenisca Floresta-Vinaixa. En efecto, la sierra que se alarga desde la Floresta, cerca de les Borges Blanques, hasta Tarrés, colindante con la provincia de Tarragona, y que reúne a los pueblos de els Omellons, Espluga Calba y Fulleda, esconde una de las piedras de mayor calidad para los trabajos de construcción o decoración, Gaudí empezó la Sagrada Familia con esta piedra y aún la usan sus continuadores. Las empresas del municipio extraen el material, sobre todo de la Floresta ya que las canteras de Vinaixa quedaron agotadas, y venden la piedra tallada o en bloques en toda la Península y también en muchos países de Europa. Quedan también algunos pequeños talleres que trabajan la piedra a pequeña escala, como se hacía antes de la aparición de la industria.

 

El pueblo de Vinaixa

 

El pueblo de Vinaixa se alza en el sector meridional del término, a 479 m de altitud, a la izquierda de la Riera Brugosa, entre este curso de agua y la línea del ferrocarril, si bien la estación está a mediodía del núcleo. Del castillo de Vinaixa (siglo XV, aunque documentado en 1151) queda sólo una torre semicircular sobre una roca, entre los tejados y las casas de la zona alta. El edificio más interesante es la iglesia parroquial de Sant Joan Baptista, obra de transición del románico al gótico en el característico estilo de la llamada escuela leridana; es de planta regular, de una nave y ábside semicircular, cubierta con bóveda apuntada y reforzada con arcos. El campanario es de espadaña. La portada, el elemento más notable, está formada por tres arquivoltas en degradación que presentan un tipo de ornamentación derivado en alguno de sus esquemas de la escuela de Lleida. Así lo demuestra el uso de puntas de diamante, y una variación sobre el cruce de arcos, característico de esta escuela; las arquivoltas son sostenidas por bellos capiteles que recuerdan la puerta de los Fillols de la Seu Vella de Lleida. Adosada al muro de mediodía hay una capilla de gusto neoclásico. La obra fue realizada por el maestro Arnau Colomera, contratado por los obreros y los jurados de la villa, de acuerdo con el diseño de fray R. de Lebossà (1301), pero pronto continuó las obras el maestro R. Piquer (acabó en 1318). Quedan fragmentos de esculturas de un retablo atribuido al maestro Guillem Seguer  (1340). En el siglo XV se contrató un retablo de Ramon de Mur dedicado a san Pere (actualmente en el Museo Diocesano de Tarragona) y en 1432 otro, el retablo de los Santos Juanes, hecho por Bernat Martorell, y guardado hoy en el mismo museo. La iglesia conserva un conjunto de pinturas románicas. Otro edificio destacado es la Casa de Poblet , conocida también por Cal Panxa, que fue residencia del bodeguero o administrador. Es un edificio de los siglos XIV y XV con añadidos renacentistas, de piedra y líneas armoniosas, y escudos abaciales en la fachada.

En la partida denominada de Sant Bonifaci, a unos 7 km al sur del casco urbano, se encuentra la ermita de Sant Bonifaci, al que Vinaixa profesa una gran devoción. El edificio es de estructura gótica, aunque reformado posteriormente. El primero de mayo se celebra una popular romería, donde entre otros actos se cantan los gozos de Sant Bonifaci, con una constante oración de agua para las tierras secas de Vinaixa y de los alrededores ( "Ya que sois el protector / de Vinaixa y de su vecindario, / glorioso San Bonifacio, / guarda -nos de la sequía ").

La Fiesta Mayor tiene lugar el último fin de semana de agosto, y el último domingo de abril se celebran las fiestas de primavera. El día 3 de mayo es la fiesta religiosa de las Santes Reliquies.

 

la historia

 

El sitio de Vinaixa había pertenecido al valiato de Siurana, que Ramón Berenguer IV incorporó al condado de Barcelona. El conde otorgó carta puebla a un grupo de hombres procedentes de Tàrrega en 1151, con la condición de que éstos levantaran una villa fortificada y cultivaran las tierras. En un instrumento de 1172 de cesión de Vimbodí a Poblet, menciona Avinaixa como límite de ese término. A finales del siglo XII, Pere de Puigverd, muy activo en la tarea repobladora de este sector, efectuó varios establecimientos en Vinaixa, y el 1186 Alfonso I otorgó desde Montblanc a Gueraula, esposa de Pere de Puigverd, los feudos y los alodios que le habían legado a Vinaixa Guerau de Jorba y su mujer Saurina. Berenguer de Puigverd cedió al monasterio de Poblet (1198 y 1204) el castillo de Vinaixa y señorío sobre el lugar fue obtenida definitivamente por el monasterio en 1210, en virtud de una permuta realizada con Pere I.

 

Jaume I confirmó en 1235 todos los derechos de la abadía en Vinaixa y, a pesar de una cesión temporal que hizo el rey de la mitad del castillo y villa de Vinaixa a Ramon Pere, ciudadano de Lleida, la señoría quedó definitivamente en manos de Poblet. Tenía alcalde, tres jurados y un consejo. En el siglo XIV se hicieron las construcciones más interesantes de Vinaixa, la iglesia y la Casa de Poblet, hechas con la misma piedra de Vinaixa que a comienzos del siglo XV (con canteros del mismo pueblo y de pueblos vecinos) sirvió para construir el Palacio del Rey Martín y otras dependencias de Poblet. En 1469, durante la guerra contra Joan II el Abad autorizó a levantar sobre el monte de Vinaixa un castillo (el antiguo, de origen sarraceno, se encontraba destruido), del que hay restos . La señoría del monasterio se mantuvo hasta el fin del Antiguo Régimen

.